Madres y trabajadoras

“Sara, Pilar, Silsa, Sindy y Rutt sacan adelante a sus hijos solas. La vida no las ha tratado bien, pero miran al futuro con esperanza. Sus pequeños son felices y ellas también. Eso es lo único que ahora importa. Hoy se celebra el Día Internacional de la Mujer Trabajadora y ellas se merecen que todos las felicitemos. Son el ejemplo más extremo de lo que muchas mujeres tienen que sacrificar por su familia, del esfuerzo diario que tienen que hacer.

En España hay 272.900 hogares monoparentales con hijos dependientes. De ellos, el 86% está formado por una mujer que tiene que pelear a diario por sacar adelante sola a sus hijos. Son madres y le echan mucho coraje.

Son madres y le echan mucho coraje.

Son madres y le echan mucho coraje.

Pilar trabaja en una residencia y cuida de su hija enferma

‘El padre de mi hija vive en España, pero se desentendió de nosotras cuando me quedé embarazada de Katherine de 7 años. Ahora soy yo quien no quiere saber nada de él’ sentencia esta joven ecuatoriana de 26 años. ‘Vivo en un hogar  de acogida de Madrid. Aquí las monjas cuidan de mí y de mi hija que tiene una enfermedad de riñón. Ahora trabajo en una residencia y puedo salir adelante’.

A Sara no le da miedo ser madre soltera

‘Veo que ahora mi hijo es feliz. Yo antes estaba triste y ahora también soy feliz’ afirma Sara, de 24 años. Esta gallega se separó de su marido porque éste se fue con otra cuando ella se quedó embarazada. ‘Muchas mujeres no dejan a su pareja porque les da miedo ser madres solteras, pero se puede estar sola con tu hijo y ser feliz. La vida me va mejor desde que decidí dejar a mi pareja y tener sola a mi hijo. Mi padre pegaba a mi madre y eso es algo que nunca aguantaré’.

Rutt vino a España para acompañar a su marido y ahora está sola con sus dos hijos

‘Yo no quería venir a España. Estaba casada en Bolivia y tenía mis estudios de odontología, pero en 2004 mi marido vino y me convenció para que le acompañara. Mi hija, que ahora tiene 8 años, se quedó allí y el mismo día que llegué a España me quedé embarazada de mellizos’ cuenta Rutt. ‘Como me quedé embarazada no podía trabajar y el tener poco dinero hizo que estuviéramos todo el día peleando. Un día me quedé sola con los niños’, su marido la había abandonado. Ahora ‘trabajo limpiando, hago postres… Me gustaría poder volver a mi país algún día pero de momento intentaré salir adelante en España. Lo que más me detiene es el dinero’.

A Sindy la pegaba su marido y le abandonó

‘Mi pareja empezó a pegarme cuando me quedé embarazada y le denuncié. Al final tuve que irme de su lado y llegue al hogar de acogida hace ya 3 años’. Sindy tienen tres hijos. ‘Mi idea es quedarme en España por eso trabajo de limpiadora, pero estoy aprendiendo informática y hasta… sevillanas’. Esta dominicana no se rinde y saca adelante a su hijo con fortaleza.

Silsa ahorra para tener una vida mejor

‘Mi pareja no quiso saber nada de tener hijos cuando me quedé embarazada, pero decidí tenerlo yo. Vine a un hogar de acogida porque no tenía otro sitio, llegué hace ya 4 años’. Ahora su vida es mucho mejor. ‘Nos dicen que ahorremos para tener posibilidades cuando salgamos de aquí. Aun así, me da miedo irme. Sabes lo que te pasó y cómo llegué y no quieres que algo parecido pueda volver a ocurrir. Aquí sé que mi hijo está seguro’.

Procedencia de esta información: diario digital Qué!