En junio de 2008 alguien publicó este bello poema.

Lo transcribo íntegramente, con ilustración incluida, para que mis amigas madres solteras lo sientan en su corazón y lo transmitan a su cerebro:

Una niña y un niño no son dos niños

convivimos-en-igualdad

Poema, NIÑAS Y NIÑOS

Una niña no es el femenino de un niño.

Una niña cuidando a un niño no es una madre.

Un niño que crece no es un juguete.

Un niño que roba para comer no es un delincuente.

Un niño preso es una acusación para nuestra pretendida humanidad.

Un revólver de plástico no es un juguete, sigue siendo un revólver.

Una niña anoréxica no es una barbie.

Un niño o una niña desnutridos son un grito que no calla nunca. Nunca.

Un niño o una niña golpeados son nuestros sueños lastimados.

Una niña que prostituyen no es una prostituta. Es una víctima del abuso sexual. Una víctima también de nuestra indiferencia.

Un niño que trabaja no es un trabajador. Es una víctima del capitalismo.

Un niño que golpea a una niña, no es una sorpresa. Repite la antigua historia que aprendió de padres y abuelos y bisabuelos.

El maltrato hacia la mujer es tan antiguo como el patriarcado.