Se pegó en el garaje de su casa con otra mujer a cuenta de la ropa del tendedero y fue condenada por una falta de lesiones. Recurrió alegando su condición de familia monoparental para esquivar la multa, pero el juez cree que su petición carece de fundamento.

Juzgado de Sevilla.

Juzgado de Sevilla.

Transcripción de la noticia publicada por el digital abcdesevilla con fecha 3 de junio de 2010.

PIDE QUE LA ABSUELVAN POR SER MADRE SOLTERA

M. Benítez

Hasta ahora las familias monoparentales tenían puntos para entrar en los colegios y, de hecho, las madres solteras acreditaban su condición a la hora de pedir plaza en el centro que deseaban para sus hijos. Ahora una mujer ha alegado esa misma situación cuando presentó un recurso contra una condena que le había sido impuesta.

La mujer fue condenada por pelearse con una vecina en el garaje de su casa. La sentencia, por un delito de faltas, consistía en una multa de 60 euros. Sin embargo, una de las dos mujeres (que discutieron y llegaron a las manos causándose ambas heridas de escasa consideración) ha presentado un recurso. Y lo que alega es que es «madre soltera»y a la vez familia numerosa y está en el paro para solicitar que se la absuelva.

Y además, parada

«No estoy de acuerdo con la sentencia puesto que me encuentro en paro, soy madre soltera y a la vez familia numerosa», dice el recurso presentado por esta mujer cuya falta consistió en pegarse con una vecina, al parecer a cuenta de la ropa que tenía colgada en el tendedero. Sin embargo, el presidente de la sección I de la Audiencia de Sevilla, Joaquín Sánchez Úgena, que ha resuelto el asunto, ha decidido confirmar la sentencia dictada anteriormente por un juzgado de instrucción y, por tanto, desestimar las peticiones de esta mujer.

Según el fallo, la argumentación de esta señora es «de todo punto inoperante» frente a la sentencia de condena. «Es comprensible que no esté conforme con el fallo pero esta disconformidad es lógica y razonable aunque insuficiente para mantener el recurso» ha dicho el juez que también considera que la apelación de la mujer «carece del menor fundamento».

Además el fallo recuerda que han quedado grabados que las dos vecinas tuvieron un lamentable enfrentamiento en el que se agredieron mutuamente y resultaron heridas.

Calendula
calendula@yosoymadresoltera.org