Las asociaciones admiten que ya no hay tanto rechazo social, pero que «aún queda un largo camino».


Transcripción del artículo publicado por el digital El Norte de Castilla con fecha 2 de agosto de 2010.

Una elección por encima de prejuicios

Zamora

Ser madre o padre soltero, sin el apoyo de un cónyuge, nunca ha sido fácil, y menos cuando hay que conciliar la vida familiar y laboral. Sin embargo, cada vez son más las personas que toman la decisión de educar a su hijo en solitario. Hasta la década de los 80 era poco frecuente que un hombre o una mujer eligiera este duro camino; ahora, ya en el siglo XXI, ha aumentado de forma muy notable la cantidad de adultos que forman familias monoparentales. Las ayudas que conceden las administraciones y la eliminación de prejuicios sociales han sido algunos de los factores que han hecho posible la eclosión de este tipo de formación familiar en los últimos años.

Un grupo de madres solteras visitan junto a sus hijos un parque en la provincia de León.

Un grupo de madres solteras visitan junto a sus hijos un parque en la provincia de León.

No obstante, las asociaciones de madres solteras afirman que «aún queda un largo trayecto por recorrer». Hasta finales del siglo XX las mujeres zamoranas y, en menor medida, los hombres que se hacían responsables de su hijo era por causa de algún problema sentimental de pareja: malos tratos, no reconocimiento del hijo, disputas, desentendidos o, incluso, la desaparición del padre o de la madre.

De esta forma, las familias monoparentales fueron rechazadas en cierto grado por la sociedad en décadas pasadas. Pocas personas querían hacerse cargo de su hijo en solitario por la escasa aceptación social y por el escaso o nulo apoyo que ofrecían las administraciones y las asociaciones. Estas últimas daban, en esta época de los 80, sus primeros pasos y sentaban sus bases para ayudar a este colectivo. No obstante, las asociaciones de familias monoparentales aseguran que todavía no existe un estudio en el que se contabilice el creciente número este tipo de familias.

El Instituto Nacional de Estadística únicamente analiza el número de hijos nacidos de familias solteras, sin especificar los casos. Indica que hoy un 33% de los bebés nacen de madres solteras, frente al 2% de los años 70. Sin embargo existe un amplio abanico de familias monoparentales. Están las madres y padres solteros. Entre estos están los que carecen de la figura de uno de los progenitores y los formados por dos personas, pero que aún no se han casado, aunque en la práctica funcionan como un matrimonio convencional. Otro tipo es el de las personas divorciadas viudas.

Las asociaciones Isadora Duncan, Madres Solteras por Elección y la de Separados, Divorciados y Viudos de Zamora (Asediviza) son algunas de las agrupaciones que empezaron a trabajar para defender a las personas que educaban individualmente a sus hijos.

Precisamente, en los años 80 surgió esta última asociación zamorana que da un servicio de apoyo psicológico y legal. Asediviza se constituyó en Zamora en el año 1986 para proporcionar información y asesoramiento jurídico y psicológico a las familias monoparentales, canalizar los mecanismos de empleo e integración social y mediar ante las instituciones públicas y privadas para la prestación de medios y recursos urgentes.

Gloria Hernando, psicóloga de esta asociación , explica que cada vez hay más personas que realizan su vida en solitario. Muchas mujeres crían a su hijo ellas solas, bien porque se separan o porque no existe la figura del padre o de la madre. Asimismo, la psicóloga asegura que cada vez son más las mujeres que se separan. «Hace varias décadas era cosa de los hombres romper el matrimonio; en cambio, ahora muchas mujeres acuden a nuestra asociación porque quieren separarse de sus parejas o porque están en trámites», indica.

En la actualidad, las madres solteras tienen el apoyo de asociaciones que organizan multitud de cursos y actividades para mejorar la calidad de vida tanto la de ellas mismas como la de sus hijos. Es el caso de la Fundación de Familias Monoparentales Isadora Duncan, de ámbito estatal, con sede está en León y a la que acuden madres solteras de Zamora para beneficiarse de sus programas y ayudas.

Limbo jurídico

‘La presidenta de esta asociación, María García, reivindica a la madre soltera como familia, una institución familiar -la monoparental- que, asegura, se sitúa hoy en día en el limbo jurídico. «No existimos en la legislación ni fiscal y socialmente», explica. Por eso promueven una ley de familias monoparentales: «Creo que es necesario y urgente que aprueben esta regla para regular nuestra situación».

Pero este creciente número de madres solteras se refleja también en el nacimiento de nuevas asociación más especificadas, como es la Asociación de Madres Solteras Por Elección. Carmen Cifredo, presidenta de esta asociación estatal creada en 2007, asegura que cada vez hay más mujeres que deciden criar desde un principio a su hijo sin el apoyo de un padre. «Hacemos visitas, pequeñas rutas de viaje, actividades en las que participan mujeres y niños de toda España», indicó la presidenta.

Calendula
calendula@yosoymadresoltera.org