Un hombre y su esposa han sido condenados por el Juzgado nº 1 de lo Penal de Motril (Granada) a seis y cuatro meses de prisión, respectivamente, por romper una orden de alejamiento de 40 meses de duración dictada contra él en septiembre de 2008.

Prohibido acercarse y comunicarse con su mujer durante 40 meses.

Prohibido acercarse y comunicarse con su mujer durante 40 meses.

El hombre ha sido condenado por quebrantar la condena, mientras que a su esposa se la inculpa de cómplice del delito anterior.

La guardia civil sorprendió al inculpado en compañía de su esposa el pasado mes de noviembre. Aunque declararon que estaban juntos de mutuo acuerdo, el juez estimó que se incumplió la orden de alejamiento dictada contra él.

“La pena impuesta, que era fruto de una sentencia firme dictada en septiembre de 2008 por el Juzgado de Violencia sobre la Mujer 2 de Granada, prohibía al hombre acercarse a menos de 500 metros de su esposa o comunicarse con ella durante cuarenta meses, aunque en el momento de la detención ambos aseguraron que habían acordado romper la condena de mutuo acuerdo.”, informa El País.

Comentario: Las madres solteras somos mujeres con riesgo de sufrir violencia de género. Las órdenes de alejamiento hay que cumplirlas por las dos partes (maltratador y víctima). Saltarse una orden de este tipo puede llevar a la mujer a ser agredida de nuevo, con riesgo de ser asesinada.

Si a la justicia se le exige rapidez y una estricta aplicación del Código Penal, a los interesados les corresponde no desdecirse sin el consentimiento del juez.

Calendula
calendula@yosoymadresoltera.org