Puesto que el descuido de menores no esta tipificado como delito, los padres y madres que incurren en el hecho no van a la cárcel, sin embargo los pequeños son levantados de esos hogares por el DIF, mientras sus familiares demuestran que pueden hacerse cargo de los pequeños.

Transcripción de la noticia publicada por el digital La Tarde con fecha 28 de agosto de 2010.

Rescatan a ocho niños abandonados por padres

Niño en la calle.

Niño en la calle.

Por Mayra García Sánchez

Los casos de desatención infantil están en aumento en este municipio informó la agente primero especializado, Esther Valdés Rocha, y es que tan sólo este mes se han tenido que resguardar a ocho niños que permanecían en condiciones deplorables dentro de sus hogares sin alimento, vestido y atención de parte de sus madres que siempre suelen ser solteras y trabajar de noche.

“Por lo regular son madres solteras que no tienen el apoyo de la pareja y que trabajan de noche por lo general  en bares argumentando que  es para sacar a sus hijos adelante pero es todo lo contrario estan en un completo descuido”, comentó.

De los padres de familia ni se diga, pues dijo las madres testifican no saber  quien es el padre de sus hijos pues tienen diversas parejas sexuales.

“Ellas no saben quienes son los padres, son madres solteras que tienen cuatro, cinco hijos, dos son de una pareja otros de otro, son de diferentes padres, ellas no saben  lo que es la integridad familiar, entonces se les hace fácil, no se cuidan y esas son las consecuencias”, refirió.

En cuanto a los hijos, los niños son siempre los que se llevan la peor parte, son encontrados por las autoridades solos, sucios, comiendo hasta sopa cruda por hambre y ni siquiera van a la escuela.

“Son niños que por lo general están solos, sucios, sin escuela, no tienen lo mas cercano para alimentarse, nos hemos topado con niños que ingieren alimentos crudos, no tienen nada que tomar, son niños que no pasan de los ocho años, que no hablan mucho y que cuando les preguntas su nombre te dicen un apodo y piensan que así se llaman, habia un niño de seis años que le preguntabas su nombre y te decia que se llamaba Gallo por ejemplo”, expresó.

Puesto que el descuido de menores no esta tipificado como delito, los padres y madres que incurren en el hecho no van a la cárcel, sin embargo los pequeños son levantados de esos hogares por el DIF, mientras sus familiares demuestran que pueden hacerse cargo de los pequeños.

Calendula
calendula@yosoymadresoltera.org