Una psicopedagoga nos va a orientar ante nuestra falta de civismo y el mal ejemplo que damos a nuestros hijos. Los padres y madres también tenemos unos límites que cumplir.

Lineas aéreas.

Lineas aéreas.

Situación

“Esta situación tiene que ver con las actitudes de los adultos. Se desarrolla en un colectivo urbano durante una tarde de invierno. Suena un teléfono celular a todo volumen. Atiende una joven y comienza a hablar con el mismo tono de voz que utilizaría en el living de su casa. Vuelve a sonar otro teléfono celular y un hombre le señala a su secretaria diversos encargos que debe realizar; se extiende como si estuviera solo en la oficina y su conversación no le molestara a nadie. Los que intentamos leer cerramos nuestros libros, los que conversan tienen que elevar el tono de voz para escucharse entre ellos y situaciones por el estilo que ustedes pueden imaginar.

Comentario

Más allá de la anécdota, lo importante es preguntarnos hasta qué punto nosotros, los adultos, estamos atentos a nuestros límites y respetamos los de los demás. No olvidemos que éstos son lugares públicos y estamos obligados a respetar esos espacios, lo que incluye respetar también el silencio, el espacio ‘auditivo’ del otro.

Será difícil enseñarles límites a nuestros chicos si nosotros no los tenemos claros.”

Fuente de información:
Elvira Giménez de Abad
Cómo poner límites a los hijos. Sugerencias para padres
Edita: Paidós, 2007

Calendula
calendula@yosoymadresoltera.org