Los defensores de la poligamia en Malasia, que cuentan con un club de unos 1.000 miembros, creen que ayuda a prevenir el adulterio y mejora las posibilidades de las madres solteras y de las antiguas prostitutas para casarse.
Malasia. Niñas islámicas.

Malasia. Niñas islámicas.

Transcripción de la noticia publicada por el digital ABC con fecha 22 de julio de 2010.

Primeras esposas y sus hijos rechazan la poligamia en Malasia, según encuesta

Kuala Lumpur, 22 jul (EFE).- La mayoría de las primeras esposas y sus hijos se oponen a la poligamia en Malasia porque consideran que los maridos no les dedicar suficiente tiempo y dinero, según una encuesta divulgada hoy por la ONG Hermanas en el Islam.

Los musulmanes malasios pueden casarse hasta con cuatro mujeres, según la tradición islámica, religión practicada por casi dos tercios de los 28 millones de habitantes en el país del Sudeste Asiático.

En la encuesta participaron 1.600 miembros de familias polígamas entre agosto de 2008 y abril de 2010, aunque los datos son todavía preliminares ya que no se conoce el número de este tipo de familias en Malasia.

El 90 por ciento de los 523 niños entrevistados señaló que ellos no practicarán la poligamia, mientras que cerca del 70 por ciento de las 259 primeras mujeres dijo que los maridos no podían responder a las expectativas cuando se volvían a casar.

“No nos oponemos a la poligamia, pero creemos que la monogamia es preferible”, afirmó Adibah Jodi, de Hermanas en el Islam, un grupo de defensa de los derechos de las mujeres.

Según las estadísticas no oficiales, los matrimonios polígamos suponen el 5 por ciento de todos los compromisos nupciales.

Hermanas del Islam decidieron llevar a cabo la encuesta debido al creciente número de quejas de mujeres que sufrían la poligamia.

Los defensores de la poligamia en Malasia, que cuentan con un club de unos 1.000 miembros, creen que ayuda a prevenir el adulterio y mejora las posibilidades de las madres solteras y de las antiguas prostitutas para casarse.

El 80 por ciento de los 214 maridos encuestados aseguró no tener problemas para proveer a sus diferentes esposas e hijos, mientras que las 228 segundas esposas se mostraron divididas respecto a la poligamia.

Según el estudio, el marido es “el miembro familiar que mejor satisface sus propios deseos porque tiene acceso a una compañera sexual cada noche, mientras que las esposas tienen que esperar su turno”.

Hermanas en el Islam reclamaron condiciones más estrictas para permitir a un musulmán casarse por segunda, tercera o cuarta vez.

Calendula
calendula@yosoymadresoltera.org