El Consejo de Ministros de Portugal ha aprobado a mediados de diciembre de 2009 un anteproyecto de ley que permite el matrimonio civil entre personas del mismo sexo. En los meses venideros se discutirá en la Asamblea de la República, donde se prevé que obtenga el rango de ley con los votos de la mayoría de izquierdas.

El Consejo de Ministros también aprobó una disposición legal que impedirá a las parejas homosexuales la adopción de niños.

Matrimonio civil entre personas del mismo sexo.

Matrimonio civil entre personas del mismo sexo.

La consecución de una sociedad más justa y tolerante fue una de los compromisos del Partido Socialista. En la pasada legislatura, aún teniendo mayoría absoluta en la Asamblea, el mismo partido rechazó dos proyectos de ley sobre el matrimonio gay.

Los partidos conservadores, la Iglesia portuguesa y otras asociaciones piden un referéndum, con el argumento de que si los portugueses pudieran expresarse hoy se opondrían a la nueva ley.

“En el otro extremo, los colectivos de homosexuales critican la discriminación que supone negar el derecho a la adopción. Sérgio Vitorino, coordinador de la asociación Panteras Rosa, recuerda que la vigente ley de adopción permite prohijamientos individuales, tanto a hombres como a mujeres, al margen de su orientación sexual. Y subraya que muchos gays tienen hijos biológicos. “Legislar sobre adopción en una ley de matrimonio es pervertir este concepto, porque la ley de matrimonio es sobre dos personas adultas”, señala Vitorino. La imposibilidad de adopción en la ley de matrimonio homosexual no tiene precedente en ninguno de los ocho países (con España, Holanda, Bélgica y Canadá a la cabeza) que han aprobado dicha legislación”, leemos en El País.

Combatir la fobia a los homosexuales

“El problema en Portugal, opinan los colectivos de gays y lesbianas, es que los partidos no han promovido ninguna campaña para combatir la homofobia. ‘Aquí no se ha hecho nada para lograr un cambio cultural, y se empieza ahora con una medida dictada desde arriba’, dice Sérgio Vitorino.”

Madres solteras lesbianas

El respeto a la condición sexual de las personas es una cuestión que también interesa al colectivo de madres solteras.

Muchas de ellas tienen una pareja del mismo sexo, han concebido por inseminación artificial o fecundación in vitro y hoy constituyen uno de tantos modelos de familia sin legalizar, porque las mayorías parlamentarias de sus respectivos países se oponen. Se presentan como pareja lesbiana, pero a todos los efectos legales la mujer, individualmente, puede declararse progenitora, siempre bajo el calificativo de madre soltera.

En lo concerciente a la adopción, la mujer soltera puede adoptar si así lo prevén la legislación de su respectivo país y los protocolos internacionales de admisión de este tipo de solicitudes.

Calendula
calendula@yosoymadresoltera.org