El perfeccionamiento de las técnicas de diagnóstico y el avance en los tratamientos individualizados suponen un gran paso adelante.

Con el interés de mantener informadas a las madres solteras sobre los avances de la ciencia en temas tan importantes como el cáncer de mama, transcribimos la noticia publicada por el digital La Vanguardia con fecha 18 de junio de 2010.

Glándula mamaria.

Glándula mamaria.


Madrid (EUROPA PRESS). – Se calcula que para el año 2015 más del 90 por ciento de las mujeres con cáncer de mama logrará superar su enfermedad gracias al perfeccionamiento de las técnicas de diagnóstico, el avance en los tratamientos individualizados y la mejora en la efectividad de los fármacos antitumorales, según ha explicado este viernes el doctor José Enrique Alés, coordinador de la III Revisión anual GEICAM de avances en cáncer de mama (RAGMA), que se celebra estos días en Madrid.

La mejora de estas tasas, sin duda, se debe al diagnóstico más temprano, como consecuencia de la introducción de los programas de ‘screening’ y a los importantes avances en el tratamiento, especialmente con la introducción de la terapia adyuvante (tras la cirugía)”, argumenta el jefe del servicio de Oncología del Hospital Gregorio Marañón de Madrid, el doctor Miguel Martín.

No obstante, este tumor “no es una única enfermedad, ya que tiene diferentes subtipos con diferentes sensibilidades a los tratamientos que requieren hacer mayor hincapié en la medicina personalizada”, subraya la representante del comité organizador del encuentro, la doctor Lourdes Calvo.

En este sentido, los avances en la definición de los diferentes perfiles genómicos facilitan seleccionar “a quién y con qué se va tratar”, ajustando la medicación al riesgo de recaída e, incluso, identificando a aquellas pacientes que con un “buen pronóstico” para que no reciban quimioterapia y eviten sus efectos secundarios, comenta esta experta.

En concreto, los estudios genéticos permiten desarrollar tratamientos “más eficaces y seguros, ya que van únicamente dirigidos a las células afectadas por el cáncer, al tiempo que disminuyen considerablemente los efectos secundarios en la paciente, con el consiguiente beneficio para su calidad de vida”, asegura el coordinador del Instituto Oncológico del Hospital de Castellón, el doctor Eduardo Martínez. “Gracias a los avances en biología molecular, se están conociendo cuáles son los factores pronósticos de la enfermedad en un paciente concreto, por lo que cada vez se tiende más a realizar tratamientos individualizados a través de test biológicos que indican la agresividad con que evoluciona la enfermedad y a qué tratamientos es sensible, explica el doctor Martínez.

Para otro de los responsables de la III edición de RAGMA el doctor Manuel Ramos, “éste no ha sido un año de grandes avances que cambien la práctica clínica diaria” en el abordaje del cáncer de mama. Sin embargo, “sí se han registrado pequeños avances en el tratamiento del cáncer de mama hereditario y en los tumores en fases avanzadas, donde nuevos fármacos menos tóxicos han conseguido mejorar la respuesta en las pacientes de alto riesgo”, señala este experto.

La inmunoterapia como nueva vía

En esta misma línea, el doctor Tyler J. Curiel, del University of Texas Health Science Center (Estados Unidos), ha expuesto los últimos hallazgos referidos al tratamiento del cáncer de mama con inmunoterapia. Según Curiel, “el sistema inmunológico está diseñado para defenderse a agentes externos; pero las células cancerosas son producidas por el propio individuo, por lo que las defensas no lo identifican como un enemigo y no impiden su reproducción”.

Bajo esta premisa, desde Estados Unidos el doctor Curiel y su equipo han comenzado a trabajar en una nueva vía que –en ratones– “ha conseguido inhibir las células que impiden al sistema inmunológico atacar a las moléculas cancerosas”. Este descubrimiento podría abrir el camino al desarrollo de una vacuna que permitiera al organismo identificar por sí mismo a las células cancerosas y destruirlas, según los expertos.

Calendula
calendula@yosoymadresoltera.org