El 4 de octubre de 2009 falleció, recién cumplidos los 74 años, Mercedes Sosa, la cantante que popularizó el folklore latinoamericano y en particular el argentino.

Mercedes Sosa nació en San Miguel de Tucumán (Argentina) el 9 de julio de 1935, en un hogar humilde. En sus raíces encontró la inspiración musical y la razón de ser como artista y mujer del pueblo.

Mercedes Sosa.

Mercedes Sosa.

En marzo de 2009 declaraba al diario Clarín: “a mí me gusta la gente del pueblo. La gente que está en contacto con lo que se produce. Esa es la gente que me importa.”

Leemos en El País: “Sosa fue siempre una cantante comprometida con causas políticas y sociales. Formó parte de la bohemia que acompañó el folclor argentino en los setenta y ochenta, el llamado Movimiento del Nuevo Cancionero, y participó en cuanta manifestación o encuentro hubo en esa época a favor de las comunidades indígenas, luchas sindicales o derechos humanos. Durante un concierto celebrado al inicio de la dictadura militar fue detenida. Al recobrar la libertad, marchó al exilio (España y Francia), de donde no regresaría definitivamente hasta la llegada de la democracia. En una reciente entrevista comentó aquellos momentos de intensa lucha política: ‘Antes, los sueños eran más radicales, perfectos. Ahora, se hace lo que se puede’.”

En la web oficial de Mercedes Sosa se destaca la interpretación de una obra cumbre de la música argentina: “El año 2.000 Mercedes finaliza un proyecto largamente anhelado: la interpretación y grabación de la “Misa Criolla” la obra cumbre del folklore argentino. Mercedes logra una versión de una profundidad, exquisitez y belleza sin igual. El mundo musical recibe esta creación con excelentes críticas y comentarios. La trascendencia de las misma logra llegar al plano internacional con tal fuerza y adhesión que comienza a cosechar premios y reconocimientos importantísimos como la entrega del premio Grammy Latino a la mejor Interpretación de una obra musical.”

La primera versión de la Misa Criolla se grabó en 1964. Se compuso como una misa con ritmos y formas musicales propias de Argentina.

Joan Manuel Serrat (cantautor): “Mercedes era una artista muy popular en el mejor sentido, porque hay muy pocos que puedan dar la emoción que ella transmitía. Su voz era fantástica, afinada, pero no hubiese valido de nada sin un corazón que la empujara. Ella lo tenía y eso lo sabía la gente; ha hecho llorar mucho a los hombres”.

Antonio Tarragó Ros (letrista): “Mercedes fue un ser bondadoso y su presencia era una necesidad para todos los que actuamos o grabamos con ella”.

Fito Páez (cantautor): “La Negra era la mejor cantante de Argentina y la voz de América Latina”.