Amigos: soy Lucia (texto SOCORRO) el martes 15 de septiembre a las 9 hs (de la mañana) mi madre ira a tribunales a defender al hijo de puta que nos abuso y maltrato, con mi hermano y algunos compañeros del cole, le haremos un escrache, si te parece… estas invitado nos reunimos a las 8:00 hs en Lavalle 1212.

Lucia Elena Montenegro

PD.: traer HUEVO y HARINA

¡¡SOCORRO!!

El día 9 de Julio de 2005, justo el día que mi hermano Lisardo cumplía 15 años (yo tenia 12), nos refugiamos en la Comisaría 7ma, de la Capital, la que esta por Lavalle e/ Paso y Pueyrredon. Porque? Porque no queríamos regresar a casa porque temíamos que el marido de nuestra madre (Gabriel Camacho) como siempre nos cagara a palo.

Ya no soportábamos mas; los gritos, insultos y golpes eran cosa de todos los días, a veces enojado ingresaba a la habitación de mi hermano en forma violenta, lo levantaba de la cama y lo estrellaba contra la pared una y otra vez, este le suplicaba a mama que por favor lo parara y esta ni se inmutaba, yo lloraba en mi cuarto, tratando de que no me escuche y cobrara yo también, un día recuerdo que me levanto por los pelos y me arrastro por todo el depto, los castigos eran moneda corriente, si cuando gritaba no podía evitar llorar, me decía “cállate Agata Cristi”, “ sos una actriz”, me sacaba al palier y me dejaba por horas afuera, a Lisardo cuando venían visitas lo mandaba a comer al balcón como si fuera un perro.

Lo mas terrible de todo esto era la indiferencia de nuestra madre y que el depto lo había comprado mi papa, o sea que el hijo de puta jugaba de visitante y ni así tenia consideración.

Pasaron muchas cosas aun mas graves que no me animo a contarles, pero las dije en la justicia.

La cuestión es que desde el 9 de Julio de 2005, alguien autorizo que de la Comisaría nos retirara papá, a partir de ahí hubo un cambio maravilloso en nuestras vidas, podíamos comer, estudiar y divertirnos tranquilos, se acabaron los gritos, los insultos y los golpes, papa nos cuido, acompaño y protegió con infinita ternura, siempre lo quisimos mucho, pero ahora dado las circunstancias y la forma en que reacciono lo valoramos mucho mas, a la mierda ¡que buen tipo es nuestro viejo!, ¡lo amamos¡, es profesor de artes marciales y escribe poesías, cuando se entero a través de mi actual terapeuta (Irma Gómez), las cosas que me habían pasado y que nunca antes había contado, ya no para de llorar, a veces me asusta un poco verlo tan triste.

Ahora seguro ustedes me dirán “bueno negra ya estas con tu viejo, listo se fini, la pesadilla termino” y saben una cosa no es así, aun falta lo peor.

Porque después vino la batalla con los jueces, abogados, defensores y psicólogos, todos tratando de convencernos que era un problema de mayores y nosotros reiterando una y otra vez que a los que Gabriel cagaba a palos era a nosotros, nos insistían que teníamos que volver con nuestra madre y obviamente nosotros aterrados, a ver si en algún arrebato de justicia nos mandaban por la fuerza a vivir con el hijo de puta, esta vez seguro nos mataba.

Recuerdo que una vez una psicóloga del Hospital Ameghino, tuvo la osadía de sugerirnos que talvez esto nunca había existido, la muy boluda trato de convencernos de que todo lo habíamos soñado, otra vez en el mismo lugar delante de dos psicólogas nuestra madre nos pregunto ¿ cuando los toco Gabriel?, exclamando ¡ Gabriel es un santo!, nosotros decíamos y decimos, para que carajo nos quieren revincular, si cada vez que la vemos a ella lo único que le interesa es convencernos de que lo que decimos no es verdad, la muy caradura nos pide que dejemos de fabular.

Por suerte también hubo psicólogos y psiquiatras muy buenos y nos creyeron y comprendieron y tenemos la esperanza que este turro termine preso.

Si bien hoy estamos con nuestro padre, lo terrible es que terminamos viviendo en un galpón en Isidro Casanova, y para ir y volver del colegio en Capital tenemos que viajar en colectivo mas de cuatro horas y caminar casi 70 cuadras por día, salimos muy temprano y regresamos muy tarde, a bañarnos, cenar y estudiar, estamos lejos del colegio, del hospital, de nuestros amigos, nuestros clubes, nuestra psicóloga (M. Nelly, a quién le mando un beso), todos los abogados nos dicen que nos corresponde vivir en el depto de capital donde nos criamos, porque es el hogar conyugal y nos comentan de los Derechos del Niño, los pactos internacionales, la jurisprudencia de la Corte Suprema y no se que mierda mas.

Pero la cuestión al final es que como nuestra madre no quiere quedar mal con Gabriel, se pasa por el culo los Derechos de Niño, la Constitución y la jurisprudencia de la Corte y nosotros seguimos caminando y viajando con calor, con frió, con lluvia y también con peligro, vivimos en Casanova atrás de la cancha de Almirante Brown, no se si les dice algo.

Seguramente que algún genio se preguntara ¿pero se hizo el reclamo legal?, y la respuesta es SI boludo, estuvimos en audiencias, reuniones, entrevistas, esto mismo se lo dijimos a la Jueza del Juzgado 102, que esta en Lavalle 1212, a la Defensora de Menores y por lo menos a una docena de psicólogos, se que el expediente es el 78.216 de 2006.

Mucho bla bla pero nosotros, si bien muy felices porque estamos con papa y Paola (su esposa) una mina espectacular, con la que me hice muy compinche, seguimos lejos de nuestro mundo, mientras el hijo de puta golpeador y abusador disfruta de nuestra casa protegido por mi mama y ahora por lo visto también por la justicia.

Porque les cuento esto?, resulta que el martes papa muy acongojado nos dice que contra todo lo previsto la Cámara postergo la resolución, que mandaba que nos entreguen el depto y por lo que parece piensan pedalear indefinidamente, pues pretenden que se venda todo, por lo que supone tendremos que trasladarnos a vivir en Tucumán, ya que de lo que resultara de esa venta aquí no nos alcanzaría para nada.

El miércoles en el colegio no pude parar de llorar y les conté, como siempre a mis compañeros y me aconsejaron: “anda a la televisión ellos te pueden ayudar” “publicadlo en Internet”, “escribidle una carta a Cristina” “hagamos un escrache”.

Como verán opte por lo segundo, les pido que lo difundan, este es un pedido de socorro, talvez llegue a alguien que me pueda ayudar.

Les agradezco de todo corazón y les dejo un mensaje, a pesar de toda esta mierda vale la pena denunciar a los hijos de puta maltratadores y abusadores.