Marycielo es una joven madre soltera que leyó en esta web el artículo: ¿Los niños de 0 a 3 años deberían ir a la guardería? Los pedagogos no se ponen de acuerdo. A continuación relató su experiencia personal.

Los juegos al aire libre son beneficiosos para niñas y niños.

Los juegos al aire libre son beneficiosos para niñas y niños.

Marycielo escribió…

Muy enriquecedora la nota sobre la opción que nos proporcionan las guarderías en torno al cuidado de nuestros niños.

Soy madre soltera y durante año y medio (desde su nacimiento) me he dedicado única y exclusivamente a criar a mi niño. Claro que ello implicó tener una economía limitada. Hace tres meses que me he reincorporado al trabajo, previa organización y coordinación del cuidado de mi bebé que recae sobre mi mamá, quien gustosa ha aceptado hacerse cargo de él. Pero ha valido dedicarme a mi hijo durante ese tiempo, ya que él ahora es uno niño independiente, sano y fuerte, pide sus necesidades, me comenta como le fue en el día y sobre todo comprende perfectamente que debo ir a trabajar y no se pone triste, sino que me espera feliz.

Mi consejo sería que de ser posible críen a sus hijos hasta la edad de 2 a 3 años (aún con limitaciones económicas), pero claro es importante trabajar en casa durante ese tiempo, quizás en manualidades, repostería u otra actividad que les permita un ingreso (por mínimo que fuere).

Mi hijo está feliz y ha funcionado dedicarme unos años a él.

Bendiciones para todas.

Respuesta de Calendula

Marycielo, se nota, por tus palabras, que fuiste una niña muy querida y en consecuencia vas a tratar a tu hijo con igual cariño y comprensión. La infancia, a mi entender, es el período más importante de nuestra vida, el que más huella deja en nuestra mente y nuestros corazones.

Creo que has resuelto satisfactoriamente tu situación de madre sola, así como la crianza y educación de tu hijo. El ingreso en la guardería se puede posponer o no llevar a cabo cuando la madre está convencida de ello y tiene medios suficientes.

En esa cuestión hay dos puntos a destacar: el trabajo y el apoyo familiar.

La reserva de tu lugar de trabajo es una condición indispensable para solicitar una baja larga por maternidad. En muchos países sólo tienen acceso a ese derecho los funcionarios y determinadas empresas. Otras mujeres tienen menos suerte.

De otra parte, si no se desea llevar al niño a la guardería, es fundamental que un miembro de la familia colabore con ello.

Creo que las madres tenemos la habilidad de hacer milagros para mantener a nuestros hijos cerca de nosotras, de criarles y de prepararles para la vida futura. Con amor y dedicación, cada una de nosotras sale adelante con unos resultados más que positivos. Me refiero a las madres que por falta de apoyo familiar o por la naturaleza de su contrato laboral, no pueden criar a su hijo enteramente con ellas el primer y segundo año de vida. Lo importante es que la madre dedique a su hijo un tiempo íntegramente a él. Saber parar un rato de las obligaciones domésticas y estar juntos para darse mimitos, jugar con los coches y las muñecas, preguntarle por las actividades en la guardería o decidir cómo vamos a pasar el próximo domingo.

Un cariñoso saludo a todas la madres solteras y solas que llevan a sus hijos a la guardería y, aún así, los niños no se sienten abandonados. Nuestros hijitos saben que siempre vamos a volver a buscarlos. Se sienten seguros con nosotras.

Calendula
calendula@yosoymadresoltera.org