Dacio Alonso, presidente de la Unión de Consumidores de Asturias (UCE), aseguró que se trata de una práctica «totalmente ilegal» y que supone «un abuso» contra el consumidor. La plusvalía la tiene que pagar el promotor, que es quien obtiene el beneficio, pero de modo fraudulento la hace recaer en el comprador. Esta práctica es ilegal desde 2006.

Esta información es de gran interés para madres solas que hayan firmado la compra de un piso. Se puede reclamar. Algunas empresas tratan de engañar a sus clientes alegando que ya se han comprometido legalmente al firmar la escritura y tras la misma de compraventa ya no hay marcha atrás. Pero eso no es verdad.

La Unión de Consumidores de Asturias ha cifrado en 100.000 el número de afectados asturianos, que durante los últimos diez años pagaron de forma ilegal y por imposición de su promotor, dicha plusvalía. Lo que asciende, según la UCE, a más de 90 millones de euros, que “de forma ilegal cobraron los promotores en Asturias”.

La LEY 44/2006, de 29 de diciembre, de mejora de la protección de los consumidores y usuarios, prohíbe expresamente la imposición al comprador del pago de la plusvalía.

Transcripción de la noticia publicada por el digital LNE con fecha 16 de enero de 2010.

La UCE denuncia que las promotoras cobran plusvalías ilegales a los compradores de pisos

«Las empresas en Oviedo gozan de total impunidad», asegura el presidente de la asociación, Dacio Alonso

M. Pérez

Pisos en construcción en Oviedo.

Pisos en construcción en Oviedo.

La ley no permite a los promotores y constructores exigir al comprador de una vivienda el pago de la plusvalía desde el año 2006. Sin embargo, en Oviedo, esta práctica sigue realizándose, según denunció ayer la Unión de Consumidores de Asturias (UCE-Asturias), además, con «la connivencia» del Ayuntamiento de Oviedo, según el presidente de la UCE, Dacio Alonso. La asociación de consumidores asegura, además, que de todos los municipios asturianos sólo han detectado esta práctica en Oviedo.

La Unión de Consumidores ha recibido varias denuncias de ciudadanos que pagaron cantidades en torno a los 3.000 euros en concepto de plusvalía. La UCE presentó ayer en rueda de prensa documentos remitidos por las promotoras a los compradores de las viviendas fechados en 2009 en los que se les exigen estas cantidades. «Hemos recibido en nuestras oficinas los recibos del Ayuntamiento de Oviedo en concepto de liquidación de plusvalía correspondientes a la vivienda y plaza de garaje de su propiedad. Les recordamos que, según consta tanto en el contrato como en la escritura pública firmado por ustedes, este impuesto será de cuenta de la parte compradora», reza uno de estos documentos, remitido por una conocida promotora a un comprador. Además, el texto recalca que si el pago se produjese fuera de plazo (dan un mes al comprador) se le recargará un veinte por ciento más los intereses que se devengasen. Eso sí, ofrecen la posibilidad de realizar el pago fraccionado. Dacio Alonso aseguró ayer que se trata de una práctica «totalmente ilegal» y que supone «un abuso» contra el consumidor.

Asimismo, el presidente de la UCE aseguró que los consumidores que denuncien esta situación podrán recuperar el dinero recurriendo a los tribunales. Alonso explicó que la asociación de consumidores que preside en Asturias está tramitando varias de estas denuncias de ciudadanos.

«Este hecho sólo se puede explicar por la total impunidad que se vive en el municipio de Oviedo, donde no impera la ley, sino la arbitrariedad y la indolencia de la Administración local», aseguró ayer Alonso. «Esto ocurre porque los empresarios saben que hagan lo que hagan su Ayuntamiento nunca los va a sancionar. Por eso los promotores se atreven a someter a un auténtico chantaje al exigir el pago de un impuesto que la ley exige que pague en exclusiva el promotor desde el año 2006», añadió el presidente de la UCE.

Dacio Alonso aseguró que «no es casualidad» que este tipo de prácticas se esté produciendo en Oviedo, puesto que «las empresas en este municipio gozan de total impunidad». El presidente de la UCE recordó que una sentencia del Juzgado de lo contencioso-administrativo número 3 de Oviedo condenó al Ayuntamiento de Oviedo por «indolencia administrativa». «Por eso los promotores se atreven a someter a un auténtico chantaje a los ciudadanos al exigir el pago de un impuesto que la ley exige que pague en exclusiva el promotor desde el año 2006», subrayó.

Calendula
calendula@yosoymadresoltera.org