Un estudio de la Universidad de Minnesota concluye que el motivo no es impresionar a los hombres sino “superar al resto de mujeres, a las que en esos días ven más atractivas y consideran rivales”.

Transcripción de la noticia publicada por el digital La Vanguardia con fecha 4 de agosto de 2010.

Imagen de una tienda de lencería de Barcelona.

Imagen de una tienda de lencería de Barcelona.

Las mujeres compran ropa sexy sin darse cuenta cuando están ovulando

Madrid. (EUROPA PRESS) Investigadores de la Universidad de Minnesota, en Estados Unidos, aseguran que cuando las mujeres están ovulando tienden a comprar ropa más sexy, si bien lo hacen de forma inconsciente, según los resultados de un estudio publicado en la revista ‘Journal of Consumer Research’.

Además, según añaden los autores de este curioso hallazgo, el motivo de esta “sensual” elección no es impresionar a los hombres sino “superar al resto de mujeres, a las que en esos días ven más atractivas que a sí mismas y consideran rivales”, explica Kristina Durante, autora del estudio.

En la investigación, con la que se trataba de estudiar cómo afectan los cambios hormonales en el comportamiento de los consumidores, mostraron a un grupo de mujeres una serie de fotografías de otras mujeres y, acto seguido, se les pidió que elegir la ropa y accesorios.

De este modo, observaron que la mayoría de las participantes eligió complementos “sexys” cuando las mujeres de las fotografías mostraban mujeres poco atractivas o que vivían lejos de su entorno y, por tanto, “no podían ser vistas como competencia”. Además, sólo observaron estas pautas de comportamiento en las mujeres que estaban ovulando.

Estos resultados tendrán implicaciones prácticas para los comercios ya que los efectos del ciclo ovulatorio puede influir en el comportamiento de las mujeres de los consumidores. Así, explica Durante, “durante cinco a seis días de cada mes, las mujeres serán especialmente propensas a comprar productos y servicios que mejoran su apariencia física”, no sólo ropa o complementos sino también cosméticos o productos de autocuidado.

Calendula
calendula@yosoymadresoltera.org