La euroorden permitirá que cualquier víctima que esté protegida en un país determinado continúe siéndolo si cambia su residencia a otro país de la UE. La propuesta establece que los Estados Miembros tendrán 20 días de plazo para poner en marcha una orden de protección desde que lo pide la autoridad competente.

Transcripción del artículo publicado por el digital El País con fecha 30 de septiembre de 2010.

La UE relanza la euroorden para proteger a víctimas del machismo

Andreu Missé – Bruselas – 30/09/2010

Bandera de la Unión Europea.

Bandera de la Unión Europea.

El Parlamento Europeo dio ayer luz verde para tramitar la puesta en marcha de la Euroorden de protección de víctimas de violencia, con especial atención a las de género. Las Comisiones de Libertades Públicas, Justicia e Interior y de Derechos de las Mujeres aprobaron casi por unanimidad -63 votos a favor, uno en contra y tres abstenciones- la iniciativa presentada por las eurodiputadas Carmen Romero (socialista) y Teresa Jiménez-Becerril (conservadora).

La decisión permite retomar el camino abierto durante la presidencia española, para lograr que “cualquier víctima que esté protegida en un país determinado continúe siéndolo si cambia su residencia a otro país de la UE”, según Carmen Romero. La propuesta establece que los Estados Miembros tendrán 20 días de plazo para poner en marcha una orden de protección desde que lo pide la autoridad competente.

En 2008, se emitieron 118.000 órdenes de protección por violencia machista. Esto, según el delegado del Gobierno contra la Violencia de Género, Miguel Lorente, refleja la necesidad de la medida. En España, entre 2008 y 2009 hubo 19.602 denuncias por maltrato contra ciudadanos comunitarios, según datos de Justicia. Además, 14.278 mujeres procedentes de la UE presentaron denuncias por maltrato.

Terrorismo privado

La ‘euroorden’ había tropezado con las dificultades que implica la diversidad de sistemas de protección en la UE (penales, civiles y administrativos). La propuesta de las eurodiputadas permite superarlos intentando un acuerdo entre Parlamento, Consejo y Comisión Europea para que pudiera aprobarse en primera lectura. La presidencia belga exigía acuerdo previo del Parlamento para poner en marcha la iniciativa.

Romero, que calificó de “terrorismo privado” la agresión que padecen muchas mujeres, consideró “fundamental conocer las víctimas reales de esta lacra. Ya que en algunos Estados los asesinatos relacionados con la violencia no son registrados como tales, sino como homicidios ordinarios”.

La eurodiputada popular Jiménez-Becerril advirtió de que el Parlamento Europeo quiere “garantizar un instrumento de protección comunitario a las víctimas de la violencia de género que sea eficaz” y que si lo ministros no aceptan las enmiendas antes de diciembre, se someterán al voto en el pleno de la Eurocámara.

Calendula
calendula@yosoymadresoltera.org