Trabajo en la construcción.

Trabajo en la construcción.

Trabajo en la oficina.

Trabajo en la oficina.

Trabajo no apropiado por la constitución física de la mujer.

Trabajo no apropiado por la constitución física de la mujer.

Las Cortes Generales de España (Congreso de los Diputados) aprobaron en 2006 un Informe sobre la situación de la prostitución, elaborado por la Comisión Mixta de los Derechos de la Mujer. En el mismo se abordaron “los aspectos éticos y jurídicos, las implicaciones económicas derivadas del negocio del sexo y la pornografía, las relaciones directas con el crimen organizado y, sobre todo, tener presente la situación de las víctimas y su integración social.”

Pues bien, el diagnóstico sobre la prostitución en España fue el siguiente (reproducimos los párrafos más significativos):

  • Los demandantes son mayoritariamente varones, un total de 99,7 % (según un reciente estudio sobre la sección “contactos” de diferentes diarios nacionales) y las personas en situación de prostitución son mayoritariamente mujeres con graves problemas económicos.

  • En apenas unos años ha disminuido considerablemente el número de mujeres nacionales en prostitución y ahora son mayoritariamente extranjeras (la relación 90% nacionales, 10 % extranjeras se ha invertido en poco tiempo, según datos de la Guardia Civil) y aunque hay diferencias en diferentes zonas de nuestra geografía, según los lugares la procedencia es de mayor a menor: Países del Este, Latinoamérica y África Central.

  • La situación de la prostitución en España se caracteriza por su invisibilidad debido a la clandestinidad en la que se desarrolla y que es la causa principal de su desconocimiento. La prostitución que se conoce, la que es visible, es la de la calle, que es la minoritaria.

¿La prostitución es una forma de libertad sexual?

Relacionar la prostitución con la libertad sexual es olvidar la actividad humana que es la sexualidad que requiere de una relación de igualdad y voluntariedad, una expresión de libertad compartida y en la que no puede caber la relación comercial que constituye en sí misma una situación de abuso, de poder.

En una sociedad libre como la nuestra nada tenemos que objetar a la libertad sexual y mucho a la explotación sexual que debemos combatir con todos los medios posibles.

La explotación sexual no es un trabajo.

La explotación sexual no es un trabajo.

¿La prostitución es un trabajo?

Considerar la prostitución como un “trabajo” también entra en colisión con nuestra normativa en materia de derechos laborales y tal como expuso Almudena Fontecha (Responsable de Igualdad del Sindicato UGT) “no caben derechos laborales cuando existe vulneración de los derechos fundamentales”.

Situación en la Unión Europea

En Europa cada trabajadora sexual deja un beneficio de 100 mil euros por año a cada proxeneta y cada uno de ellos regenta al menos de 20 a 25 mujeres.

El número de personas que trabajan ilegalmente en la llamada “industria del sexo” en la Unión Europea fluctúa entre 200.000 y 500.000; dos terceras partes provienen de Europa Oriental.

Situación mundial

El negocio de la prostitución es el segundo negocio mundial más lucrativo, tras el tráfico de armas y antes que el tráfico de drogas.

Cada año, aproximadamente 4 millones de mujeres y niñas son compradas y vendidas mundialmente, con el objeto de forzarlas a la prostitución, la esclavitud o el matrimonio.

Efectos lucrativos del turismo sexual

En este análisis no se puede ignorar la globalización de los mercados y la conexión entre la industria del ocio y el llamado turismo sexual que se relaciona claramente con un aumento de la demanda de prostitución.

La prostitución se ha convertido en un lucrativo negocio que está bajo el control de mafias criminales de ámbito transnacional que trafican con mujeres de la misma forma que lo hacen con armas o drogas.

El negocio de la prostitución esta siendo una fuente de ingresos, es una forma escogida por algunos países para sobrevivir y desarrollarse. Los propios países en muchos casos son quienes promocionan que sus territorios se conviertan en destinos del turismo sexual a fin de revitalizar sus economías. No es coincidencia que la mayoría de los países que optan por conseguir su crecimiento económico fomentando la industria del sexo directa o indirectamente sean pobres y escasamente industrializados.

El sistema patriarcal

La prostitución tiene una estrecha relación con los efectos negativos de la globalización económica y de los medios de comunicación, con la desigualdad económica y con el sistema patriarcal que muestra su mayor crudeza en los diferentes tipos de violencia de género entre las que se encuentran las diferentes formas de explotación sexual como la trata o el tráfico con fines de explotación o el turismo sexual. Forma parte de la expansión del comercio ilícito internacional y refleja la falta de adecuados controles que lo puedan frenar.

¡Dios, qué horror!

Los países empobrecidos han sido la fuente principal de materias primas, bienes y trabajadores, actualmente la nueva materia prima para el desarrollo nacional y el comercio internacional son las mujeres y, cada vez más, las niñas. Las mujeres y niñas son regularmente las que más desventajas tienen de todos estos nuevos pobres.

3100 prostitutas en la provincia de Cádiz

Junto a la carretera. El Puerto de Santamaría

Junto a la carretera. El Puerto de Santamaría

Según un estudio de la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía, se calcula en 3100 el número de prostitutas en la provincia. Leemos: “Nigerianas, rumanas y brasileñas son, por este orden, las nacionalidades más castigadas en un gremio que en un 99% ata a inmigrantes. La media de edad se sitúa en torno los 18 y 30 años. Además, soportan cargas familiares dentro o fuera de su actual lugar de residencia. Muchas son madres solteras.”