Iguales como humanos. Distintos por género.

 

Voy a describir algunas generalidades sobre las mujeres, que por descontado no pueden atribuirse a todas ellas. Son el resultado de años de observación y de leer los comentarios de las lectoras de la web de las madres solteras.

Saquemos a relucir lo positivo

1.    Sea por educación, sea por naturaleza, la mujer necesita compartir sus sentimientos con otras mujeres.
2.    En general necesita compartir cualquier cosa, desde el color de la laca de uñas hasta qué productos naturales contienen más vitaminas del complejo B.
3.    El amor, la pareja, el enamoramiento, el desamor se sitúan entre sus temas preferidos de conversación y confidencia, tanto en sentido positivo como negativo, pero en especial cuando existe sufrimiento.
4.    Los hijos acostumbran a ser su principal fuente de amor y preocupación. No obstante, hay mujeres que están más enamoradas de su pareja que de sus hijos.
5.    La generosidad es una de sus cualidades más remarcables.
6.    En el trabajo es una gran colaboradora, que sabe tomar la iniciativa y no descuida sus responsabilidades.
7.    La intuición, la lectura de los gestos y las señales más imperceptibles, la perspicacia, la convierten en una persona con grandes dotes para la captura de intenciones de cualquier tipo, aunque la “caza” en sentido literal le fuera prohibida a las mujeres desde tiempos prehistóricos; desde que el hombre es hombre y la mujer fue relegada a desarrollarse en el entorno de la hoguera familiar.

Reflexionemos sobre lo negativo

1.    En relación a los hijos y la pareja, tiende a sacar a relucir las virtudes y a ocultar los aspectos menos favorables. Desea como nadie aparentar que en su casa todo funciona a la perfección. La sinceridad no es su mejor baza.
2.    La manipulación de la pareja es algo muy frecuente. Podríamos decir que se enorgullece de ello. Actúa así para su propio provecho.
3.    La manipulación se extiende a los hijos, la familia, el entorno laboral, etc.
4.    Ante una infidelidad de su marido, se muestra muy agresiva con la “otra”, pero a su marido lo disculpa.
5.    Si en vez de una infidelidad puntual, su marido tiene una amante, la reacción es aún más virulenta, pero sigue disculpando al marido. A esa reacción se la llama machismo.
6.    El machismo no es exclusivo del hombre. La mujer, con el paso de los siglos, ha acabado siendo (por la fuerza del terror) cómplice del poder de sometimiento y control de los hombres. De lo contrario, la mujer no sometería “voluntariamente” a sus hijas a la amputación de clítoris en determinadas culturas.
7.    La mujer poco maternal, que no da cariño a los hijos, es más frecuente de lo que parece.
8.    Cuando no le cae bien una mujer, en general es capaz de cualquier cosa para hundirla, para desplazarla. Es el aspecto quisquilloso, vengativo, de dar el tostón… que tanto la desmerecen como persona.

Invitación

Si alguna de estas afirmaciones te exaspera, o no estás de acuerdo, envía un comentario y conoceremos tu opinión. Y si quieres agregar más, ahí tienes la puerta abierta, para que te expreses con total libertad.

Calendula