Ha destacado la importancia de denunciar cuando las mujeres se sientan víctimas de varios indicadores de riesgo, como por ejemplo maltrato verbal, intento de aislamiento personal y familiar, ataques a la autoestima, sometimiento, control de su vestimenta, horarios y compañías y rechazo a su poder de decisión y libertad.

El yugo no es el símbolo de una determinada cultura. Es violencia pura y dura.

El yugo no es el símbolo de una determinada cultura. Es violencia pura y dura.

Transcripción de la noticia publicada por el digital La Vanguardia con fecha 7 de junio de 2010.

Barcelona. (EFE).- La Generalitat ha animado hoy a las mujeres que sufren los primeros indicios de violencia machista, como maltrato verbal, intento de aislamiento, sometimiento, erosión a su autoestima y control de horarios, vestimenta y compañías, que digan basta, superen el miedo y denuncien su situación.

El gobierno catalán ha lanzado hoy este mensaje para potenciar la “detección precoz” contra la violencia machista después de que la última semana dos mujeres que no habían denunciado su situación fallecieron a manos de sus compañeros en Salt (Girona), lo que eleva a cinco el número de víctimas mortales en lo que llevamos de año en Catalunya.

En declaraciones a los periodistas, la directora del programa de seguridad contra la violencia machista, Alba García, ha subrayado la importancia de que las mujeres que se sientan en situación de riesgo acudan a pedir información, ayuda y a denunciar, porque en la mayoría de los casos las víctimas mortales no habían presentado una denuncia previa, como en los dos casos de Salt.

Además, en el primer trimestre de este año ha descendido el número de denuncias presentadas, al pasar de 3.180 entre enero y marzo de 2009 (en todo el año se presentaron unas 13.000) a 2.841 durante los tres primeros meses de este año. Paralelamente, en 2009 se detuvo a unos 7.800 supuestos maltratadores (1.994 en el primer trimestre), mientras que entre enero y marzo de este año fueron arrestados 1.601 hombres.

García ha insistido en subrayar que las mujeres tienen “todo el derecho a decir basta y romper las cadenas” y que si finalmente deciden denunciar tienen oficinas de atención a la víctima en las comisarías de los Mossos d’Esquadra y de muchas policías locales de Cataluña, donde recibirán apoyo.

Por ello, ha destacado la importancia de denunciar cuando las mujeres se sientan víctimas de varios indicadores de riesgo, como por ejemplo maltrato verbal, intento de aislamiento personal y familiar, ataques a la su autoestima, sometimiento, control de su vestimenta, horarios y compañías y rechazo a su poder de decisión y libertad.

García ha afirmado además que los dos casos de Salt no tienen ninguna relación directa y podrían haber ocurrido en cualquier otra población, aunque ha admitido que en los casos de violencia machista existe un “efecto imitación”, como sostiene el delegado del Gobierno contra la Violencia de Género, Manuel Lorente.

Calendula
calendula@yosoymadresoltera.org