Abordamos nuevamente la cuestión de la sexualidad en los adolescentes, para que las madres solteras tengan suficientes elementos de reflexión acerca de la educación sexual (y no sólo reproductiva) de los hijos.

El objeto de esta investigación es la de comprender qué significado otorgan los adolescentes al ejercicio de su función sexual.

Se realizó con 12  adolescentes de las comunidades Simón Bolívar y Pueblo Nuevo. Mérida. Venezuela.

Definición de adolescencia

Según la Organización Mundial de la Salud, la adolescencia comprende el grupo poblacional de 10 años a menos 20 años.

En este periodo de tiempo, las personas buscan su identidad y su autonomía respecto a los padres.

Adolescentes.

Adolescentes en la ciudad.

La adolescencia es también una etapa de desarrollo biológico, psicológico, social, emocional y espiritual.

La sexualidad es el aspecto más importante de la vida de los adolescentes, por sus implicaciones personales, morales y sociales, con sus respectivas consecuencias: riesgo de enfermar y embarazos no deseados o no oportunos.

“Las y los adolescentes ávidos de la independencia y la autodeterminación, de tomar las riendas de su vida sexual y en general, de asumir posturas y actitudes independientes de los adultos, con frecuencia, por su poca madurez, se ven imposibilitados de alcanzar sus objetivos por sí solos, por lo que recurren a su grupo de iguales en búsqueda de la seguridad y el apoyo que necesitan sentir.”

Discusión de los resultados

El fenómeno

Los adolescentes deciden con autonomía sobre la función sexual. Se ha observado que buscan una mayor excitación y experiencias sexuales novedosas. Resultado: las estadísticas muestran un alto porcentaje de embarazos en adolescentes, así como un alto índice de infecciones de transmisión sexual. La separación o independencia emocional temprana de la familia o de otros adultos significativos se encuentra entre los factores que influyen en esta conducta.

Causas

Las causas que motivan a los adolescentes a iniciar y mantener el ejercicio de la función sexual son:

“la curiosidad

  • el hecho de experimentar el deseo de tenerlas
  • la sensación de estar preparadas(os) para el sexo
  • la excitación
  • la expresión natural de afecto o amor y que para muchos de ellas(os), el afecto por la pareja es una de las razones principales para mantener las relaciones sexuales
  • para dar, pero también, para recibir afecto
  • para demostrar confianza, como un acto de entrega hacia la pareja con el fin de completar la relación de noviazgo
  • por dejarse llevar por aquello que les dicta el corazón
  • simplemente les nace hacerlo sin importarles lo que los demás piensen ni las consecuencias de ello, o sencillamente porque se sienten bien.”

Otros adolescentes deciden abstenerse de iniciar el ejercicio de la función sexual como parte de la idealización del primer encuentro sexual con la pareja que aman. “En otras palabras, sueñan con iniciar las relaciones sexuales cuando se casen con la persona que realmente les hace sentir, dar y recibir, el amor en todo su esplendor. Así mismo, reconocen no estar preparadas(os) ni física, ni emocionalmente para llevar a cabo esa experiencia y mucho menos las posibles consecuencias de ello.”

Para otros, el proyecto de vida y la realización profesional, así como las consecuencias del ejercicio de la función sexual (embarazo o posibilidad de contraer una infección de transmisión sexual), les motiva a no tomar el riesgo.

Finalmente, hay el grupo de adolescentes que se guían por los valores y la moralidad social. Las chicas lo ven como algo feo y descarado. Este grupo revela mayor permeabilidad a la influencia del entorno constituido por la familia, la escuela y otras instituciones sociales.

Condiciones que se dan en la familia y los centros educativos

Ellos y ellas describen a la adolescencia como una etapa super linda, que la han disfrutado al máximo; afirman sentirse bien, que todo lo que han vivido hasta ahora les gusta, hasta el punto de querer eternizarla en el tiempo.

Esta etapa de disfrute consiste en:

  • “tener novias(os)
  • salir con los amigas(os)
  • ir para fiestas
  • escuchar música
  • atender los estudios”

Como algo muy particular, disfrutan de esa sensación de independencia, y de mayor libertad, la cual no tenían en la niñez.

En cuanto al ambiente familiar, la experiencia que narran se refiere a que “la madre, el padre o quienes ejercen el papel de educador de la familia, en cuanto a materia de sexualidad, informan a sus hijas(os) sobre la menstruación, que se deben cuidar de las infecciones de transmisión sexual, de un embarazo, de la importancia del uso de los anticonceptivos, pero no lo hacen sobre todo ese entramado que implica la sexualidad humana y el placer sexual.”

“Los tabúes sobre sexualidad de los padres y familiares limitan o distorsionan las oportunidades educativas para las(os) adolescentes, de tal manera que los mensajes hacia ellas(os) van desde un ‘cuídese’ hasta ‘hacer eso es pecado’. Gran parte de las familias afrontan el tema de la sexualidad con temores o desinformaciones que se constituyen en situaciones de sumo riesgo para las(os) muchachas(os)”
. Situaciones no deseadas como el embarazo habría que ver hasta qué punto provienen de la manera poco clara con la que se comunica la información al adolescente.

El género hombre o mujer también es distinto en la educación sexual.  “Así, el mensaje y los tratos de los padres son distintos para ellas y ellos. Mientras a las primeras les exigen llevar el honor de la familia, simbolizado en la virginidad y la pureza, a los segundos los valoran por su capacidad de seducción con las chicas. De manera que el carácter dual castidad femenina − permisividad masculina entra en juego a la hora de educar. Respecto al trato que se da ante la sexualidad, la mujer se ve denigrada si se le  comprueba que ya es activa sexualmente; mientras que en el hombre se asume como parte de la normalidad en su desarrollo.”

La enseñaza en materia de sexualidad impartida en los centros educativos,  según los adolescentes, está centrada en la anatomía de los órganos reproductores. Al igual que los padres, ofrecen información sobre métodos anticonceptivos, infecciones de transmisión sexual, etc. Pero parece que estos conocimientos no repercuten de manera contundente sobre la conducta de los adolescentes.

“Es decir que los educadores, al igual que los padres abordan temas de reproducción más que sobre la sexualidad, cuando los adolescentes quieren saber más sobre sexualidad que sobre reproducción humana.”

“Tanto las madres como los padres y docentes tienen escasos conocimientos sobre lo que es la sexualidad; y, los grupos familiares están representados principalmente por las madres, la figura del padre está ausente o es muy débil en el núcleo familiar.”

Conclusiones

Los valores que más significado tienen para los adolescentes son:

  • “el amor como un sentimiento recíproco de dar y recibir
  • el respeto, entendido como evitar la relación coital
  • la confianza con la pareja como premisa para la intimidad
  • el aplazamiento de la función sexual está supeditado a la orientación hacia otras metas propuestas en el proyecto de vida
  • el machismo como forma de dominio masculino
  • la virginidad es solo un valor social para el género femenino
  • la igualdad con los adultos, en relación con los derechos sexuales
  • el derecho a tener información amplia y adecuada sobre sexualidad
  • la valoración de sus actos morales por sus iguales
  • la responsabilidad de los encuentros sexuales y de las posibles consecuencias que conlleva deben ser compartidas por la pareja.”

“Las propuestas para actos sexuales vienen de los chicos, mientras que las chicas establecen sus límites. Quienes han iniciado experiencias sexuales refieren practicar solamente el coito pene-vagina y quienes no lo han hecho, desean hacerlo por amor. Los varones mencionan más la búsqueda de placer. El sitio más frecuente donde ocurren los encuentros es el hogar de alguno de los miembros de la pareja.”

Las creencias de los adolescentes son distintas en función del género. “Para el hombre, la ausencia de himen es evidencia definitiva de la perdida de virginidad y la presencia de himen es evidencia definitiva de virginidad; la masturbación produce un desgaste físico y mental,  los adolescentes de menor edad creen que si se abusa de ella puede tener consecuencias como las de dejarlos bobos, impotentes o estériles, los varones de mayor edad lo ven como algo normal; la chica considera la masturbación como algo pecaminoso o morboso.”

Procedencia de la información:
Significado del ejercicio de la función sexual de las (os) adolescentes en dos comunidades urbanas, a partir de sus valores, creencias y prácticas.
Hospital del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales. Mérida.
Escuela de Enfermería. Facultad de Medicina. Universidad de Los Andes. Mérida. Venezuela.
Revista MedULA (2009).

Calendula
calendula@yosoymadresoltera.org