El Registro Civil constituye la prueba de los hechos inscritos en él. Y esos hechos son los más relevantes en la vida de cada ciudadano, desde su nacimiento hasta su muerte.

Ésta es la relación de los asuntos que deben inscribirse en el Registro Civil:

– El nacimiento, el matrimonio y la defunción.

– La filiación.

– El nombre y apellidos y los cambios sobre los mismos.

– La emancipación y habilitación de edad.

– Las modificaciones judiciales de la capacidad de las personas o que éstas han sido declaradas en concurso, quiebra o suspensión de pagos.

– Las declaraciones de ausencia o fallecimiento.

– La nacionalidad y vecindad.

– La patria potestad, tutela y demás representaciones que señala la ley.

Procedencia de la información: El País, 09.01.2010

Otros artículos relativos a este tema:
EL NUEVO REGISTRO CIVIL EN ESPAÑA. Adiós al Libro de Familia

UN SOLO REGISTRO CIVIL REUNIRÁ EL HISTORIAL CIVIL DE LOS CIUDADANOS. Se acaba con el Libro de Familia y la dispersión de certificados

Calendula
calendula@yosoymadresoltera.org