Madres solteras, el repudio a la violencia tiene que ser total. Y en mayor medida si la violencia se ejerce contra las minorías pacíficas que sólo desean mantener sus derechos. En esta ocasión ha sido un defensor de la cultura maya kaqchikel.
“El Centro Cultural Sotz’il Jay, de Sololá, repudió ayer el secuestro y asesinato de su coordinador, Leonardo Lisandro Guarcax, y recordó que es el tercer crimen contra sus miembros desde el 2009.”

La violencia no es un argumento.

La violencia no es un argumento.

Transcripción de la noticia publicada por el digital Prensa Libre con fecha 28 de agosto de 2010.

Mayas repudian muerte de líder

Por Ángel Julajuj

Guarcax, de 32 años, fue secuestrado el 25 de agosto último, cuando se dirigía a la Escuela Oficial de Chuacruz, de la cual era director. Su cadáver apareció al día siguiente con una soga en el cuello, atado de pies y manos, y con señales de tortura, en el kilómetro 126.5, ruta Interamericana.

La víctima dejó huérfana una niña de 6 días de nacida.

Se indicó que Guarcax era un connotado artista y guía espiritual kaqchikel, que promovía la investigación del arte prehispánico desde el teatro, la música y la danza. “Impulsaba un nuevo movimiento de la juventud indígena, con dignidad y sabiduría para reivindicar el arte del pueblo maya”, expresa el citado centro cultural en un comunicado.

En mayo del 2009, fueron ultimados Ernesto y Carlos Guarcax, quienes eran miembros de ese centro.

Por ello, Sotz’il Jay considera que esos crímenes son un intento por acallar el trabajo de los artistas mayas.

La Coordinación y Convergencia Nacional Maya Waqib’ Kej condenó este crimen y le exigió a las autoridades la captura y procesamiento de los responsables.

Exigían rescate

Familiares de la víctima informaron que los secuestradores habían exigido Q500 mil por su liberación, pero no lograron mantener la comunicación con los plagiarios.

Calendula
calendula@yosoymadresoltera.org