Norma Nolasco, directora del Grupo Unido de Madres Solteras, dijo que frente al estado de emergencia que enfrenta Guanajuato urge revisar el Código Penal para tipificar el delito de feminicidio y especializar al personal de procuración de justicia.


Transcripción del artículo publicado por el digital El Universal con fecha 26 de septiembre de 2010.

Denuncian crimenes de odio en Guanajuato

Xóchitl Álvarez. Corresponsal

LEÓN

Organizaciones feministas defensoras de los derechos humanos exigieron que se frene la impunidad que predomina en torno a los crímenes de odio registrados en serie, ya que en la última semana ocho mujeres fueron asesinadas en la entidad.

Impunidad. Activistas sociales piden a las autoridades hacer algo contra la violencia que afecta a las mujeres en Guanajuato, ya que aseguran se parece a Ciudad Juárez.

Impunidad. Activistas sociales piden a las autoridades hacer algo contra la violencia que afecta a las mujeres en Guanajuato, ya que aseguran se parece a Ciudad Juárez.

El Centro de Derechos Humanos Victoria Diez, Las Libres y el Grupo Unido de Madres Solteras señalaron que la violencia de género coloca a Guanajuato en una emergencia de justicia, como la padecida en Ciudad Juárez.

Este año se han registrado 31 feminicidios en la entidad con diversas expresiones de odio hacia las víctimas, como tortura, cercenación, mutilación, maltrato, abuso sexual, abandono de los cadáveres en la vía pública, algunas desnudas, informó Ángeles López García, directora del Centro de Derechos Humanos Victoria Diez.

La defensora social señaló que la falta de una política integral para salvaguardar la integridad física y emocional de la población femenina ha contribuido a elevar los homicidios dolosos de mujeres hasta sumar un total de 171, desde el año 2006 a la fecha, la mayoría en la impunidad.

Los asesinatos recientes y acumulados atrajeron la atención de la Comisión Especial que da seguimiento a los feminicidios de la Cámara de Diputados que requirió al procurador de Justicia de Guanajuato, Carlos Zamarripa Aguirre, para que el próximo miércoles comunique la realidad de esta entidad, informó la derechohumanista, quien también fue convocada.

En tres días (12, 13 y 21 de septiembre) ocho mujeres fueron asesinadas en los municipios de Pénjamo, Celaya, Irapuato, Apaseo el Alto, Juventino Rosas y San Miguel Allende, seis a balazos, una ahorcada y otra acuchillada. Una de ellas fue decapitada y su cabeza tirada en una bolsa.

Minimizan homicidios

López García, titular del centro Victoria Diez, señaló que la autoridad estatal argumenta simples homicidios dolosos por el ambiente en que vivían las mujeres o las estigmatiza por sus ocupaciones, “que porque eran meseras o tenían problemas con sus parejas sentimentales y hasta han subido los casos al tema del narco”.

Estimó que en más de 80% de los casos los homicidas no han sido castigados y no hay avances en el esclarecimiento de los hechos a causa de una ineficaz actividad de la Procuraduría de Justicia en materia de investigación sobre feminicidios, falta de peritos capacitados y de personal especializado para salvaguardar la escena del crimen o el levantamiento de evidencias.

La titular del centro Victoria Diez dijo que es urgente que Guanajuato adopte medidas de protección y prevención efectiva y acate las recomendaciones de la Corte Interamericana de Derechos Humanos en la sentencia del caso del campo algodonero sobre los feminicidios en Ciudad Juárez, además de que legisle sobre los crimenes de género y produzca la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia.

“No basta con pláticas, con trípticos, talleres o distribución de silbatos, se requiere armonizar la ley local con la norma federal, modificar los criterios y Código Penal en materia de denuncias para que se investigue de inmediato la desaparición de una persona, sin necesidad de esperar que transcurran 72 horas, las cuales resultan cruciales”, dijo López García.

Falta preparación

Norma Nolasco, directora del Grupo Unido de Madres Solteras, dijo que frente al estado de emergencia que enfrenta Guanajuato urge revisar el Código Penal para tipificar el delito de feminicidio y especializar al personal de procuración de justicia.

La lideresa dijo sentirse indignada por el grado de impunidad que prevalece en este tipo de delitos y que la Procuraduría estatal argumenta, por ejemplo, que las muertas se dedicaban al sexoservicio. Agregó que han fallecido amas de casa, empleadas, estudiantes, meseras dentro de sus hogares y en la vía pública.

La directora del Centro Las Libres, Verónica Cruz Sánchez, explicó que el gobierno del estado y el Congreso local tienen pendiente el cumplimiento de la recomendación de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) en México, que le pidió revisar la ley local para prevenir, atender y erradicar la violencia y la atención especializada, después de concluir que en Guanajuato existen “preocupantes niveles de violencia contra las mujeres”.

El obispo de la Diócesis de Celaya, Benjamín Castillo Plascencia, comparó los crímenes de mujeres ocurridos en Guanajuato con los feminicidios de Ciudad Juárez. “Hay que buscar las causas y el porqué está habiendo ese asesinato de mujeres como en Ciudad Juárez… y a qué se debe”

Calendula
calendula@yosoymadresoltera.org