Una letra impresionante que las madres solteras vamos a recordar en la muerte de Mercedes Sosa. Mercedes interpretó esta composición de Violeta Parra con un sentimiento que desgarra (escuchar en YouTube):

Violeta Parra: música, cantante, pintora, escultora, bordadora y ceramista chilena.

Violeta Parra: música, cantante, pintora, escultora, bordadora y ceramista chilena.

Gracias a la vida

Gracias a la vida que me ha dado tanto.
Me dio dos luceros que, cuando los abro,
perfecto distingo lo negro del blanco,
y en el alto cielo su fondo estrellado
y en las multitudes el hombre que yo amo.

Gracias a la vida que me ha dado tanto.
Me ha dado el oído que, en todo su ancho,
graba noche y día grillos y canarios;
martillos, turbinas, ladridos, chubascos,
y la voz tan tierna de mi bien amado.

Gracias a la vida que me ha dado tanto.
Me ha dado el sonido y el abecedario,
con él las palabras que pienso y declaro:
madre, amigo, hermano, y luz alumbrando
la ruta del alma del que estoy amando.

Gracias a la vida que me ha dado tanto.
Me ha dado la marcha de mis pies cansados;
con ellos anduve ciudades y charcos,
playas y desiertos, montañas y llanos,
y la casa tuya, tu calle y tu patio.

Gracias a la vida que me ha dado tanto.
Me dio el corazón que agita su marco
cuando miro el fruto del cerebro humano;
cuando miro el bueno tan lejos del malo,
cuando miro el fondo de tus ojos claros.

Gracias a la vida que me ha dado tanto.
Me ha dado la risa y me ha dado el llanto.
Así yo distingo dicha de quebranto,
los dos materiales que forman mi canto,
y el canto de ustedes que es el mismo canto
y el canto de todos, que es mi propio canto.

Gracias a la vida que me ha dado tanto.

(1964-1965)

Enciclopedia Wikipedia

“Gracias a la Vida” es el nombre de una popular canción de inspiración folclórica chilena compuesta por la cantautora Violeta Parra, una de las artistas que sentó las bases del movimiento artístico conocido como La Nueva Canción. Fue publicada en el álbum Las Últimas Composiciones (1966), el último publicado por Violeta antes de su suicidio en 1967.

Es una de las canciones de Violeta más conocidas e interpretadas en el mundo, y permanentemente está incluida en antologías de canciones latinoamericanas.

La versión hecha, en 1971, por la cantante Argentina Mercedes Sosa en el disco Homenaje a Violeta Parra difundió la canción a nivel internacional dentro del mundo hispanohablante.

La legendaria cantante folk Joan Baez popularizó la canción en los Estados Unidos en 1974 al incluir una versión de la canción en su álbum del mismo nombre con canciones en español. It remains a concert staple of Baez’s to this day.

La cantante finlandesa Arja Saijonmaa grabó esta canción en finlandés (Miten voi kyllin kittää) y en sueco (Jag vill tacka livet). Siendo esta última una de sus interpretaciones mas populares en ese idioma.