Silvina Soledad Dauria, de Argentina, es mamá soltera y coordinadora de Mamis Solteras. Ha escrito, a partir de sus sentimientos, unas frases sobre cómo hablar y agradecer a la madre su cariño, comprensión y desvelos. Y ha recopilado frases de personas reconocidas acerca del mismo tema.

Para vuestro deleite, aquí va esa producción literaria, tan fácil de emocionar a las personas de corazón limpio. Frases que en determinados momentos tenemos necesidad de pronunciar, como si fuera un engarce de oraciones.

Mujer. Picasso

Mujer. Picasso

SILVINA PARA MAMÁ

•    Una madre es una persona que al ver que solo quedan cuatro trozos de tarta de chocolate habiendo cinco personas, es la primera en decir que nunca le ha gustado el chocolate.

•    Tus brazos siempre se abrían cuando quería un abrazo. Tu corazón comprendía cuando necesitaba una amiga. Tus ojos tiernos se endurecían cuando me hacía falta una lección. Tu fuerza y tu amor me guiaron, y me dieron alas para volar.

•    Eres la única persona del mundo que siempre está, de forma incondicional. Si te rechazo, me perdonas. Si me equivoco, me acoges. Si los demás no pueden conmigo, me abres una puerta. Si estoy feliz, celebras conmigo. Si estoy triste, no sonríes hasta que me hagas reír. Eres mi amiga incondicional.

•    Mi madre encuentra la felicidad cuando yo la encuentro. Cuando yo vivo algo hermoso, lo vive a través de mi experiencia. Mi madre reza por mí, incluso cuando yo solo rezo por mi mismo. Mi madre me daría el mundo entero si fuese capaz.

DE LABIOS ANÓNIMOS

•    Madre es el nombre de Dios que vive en los labios y el corazón de todos los niños.

•    Jamás en la vida encontraréis ternura mejor, más profunda, más desinteresada ni verdadera que la de vuestra madre.

•    El corazón de la madre es el único capital del sentimiento que nunca quiebra, y con el cual se puede contar siempre y en todo tiempo con toda seguridad.

•    La más bella palabra en labios de una persona es la palabra madre, y la llamada más dulce: madre mía.

•    Nosotros tenemos una sola mamá, una mami, una madre en este mundo, una vida. No esperes a mañana para decirle que la quieres.

•    El corazón de una madre es el más hermoso lugar para un hijo y el único que no puede perder aun cuando él lleve ya canas. En todo el espacio del Universo sólo hay un corazón como éste.

MADRE, EN LABIOS DE PERSONAJES RECONOCIDOS

Madre: la palabra más bella pronunciada por el ser humano. Kahil Gibran

Un padre puede darle la espalda a su hijo, hermanos y hermanas pueden convertirse en inveterados enemigos, los maridos pueden abandonar a sus esposas, pero el amor de una madre dura para siempre. Washington Irving

Quien discute sobre si se puede matar a la propia madre no merece argumentos sino azotes. Aristóteles

De mi madre aprendí que nunca es tarde, que siempre se puede empezar de nuevo; ahora mismo le puedes decir basta a los hábitos que te destruyen, a las cosas que te encadenan, a la tarjeta de crédito, a los noticieros que te envenenan desde la mañana, a los que quieren dirigir tu vida por el camino perdido. Facundo Cabral

Hay sólo un niño bello en el mundo, y cada madre lo tiene. José Martí

Yo te miro, yo te miro sin cansarme de mirar y qué lindo niño veo a tus ojos asomar. Gabriela Mistral

Sólo una madre sabe lo que quiere decir amar y ser feliz. Adelbert Von Chamisso

Maternidad. Picasso

Maternidad. Picasso

Una madre perdona siempre; ha venido al mundo para esto. Alejandro Dumas

Una madre tiene algo de Dios y mucho de ángel. José Fernández del Cacho

La más bella palabra en labios de una persona es la palabra madre, y la llamada más dulce: madre mía. Khalil Gibran

Madres, en vuestras manos tenéis la salvación del mundo. León Tolstoi

No existe la madre perfecta, pero hay un millón de maneras de ser una buena madre. Jill Churchill

Quien ama a su madre, jamás será perverso. Louis Charles Alfred de Musset

Todo lo que soy o espero ser se lo debo a la angelical solicitud de mi madre. Abraham Lincoln

Ninguna obra maestra de ningún artista puede igualar la creación de un niño echo por una madre. El éxito no sólo se mide por lo que somos, sino también por el regalo que damos, ¡y el regalo de una madre es una persona! Gerry Spence

Cuando necesito de paz, de tranquilidad, de sosiego, cuando muchos copetines y muchas farras me han cansado, vengo a ver a mi viejecita, y a su lado recobro fuerzas. Carlos Gardel

Madre, te bendigo porque supiste hacer de tu hijo un hombre real y enteramente humano. Miguel Ángel Asturias

Toda mujer es madre aunque no tenga hijos. José Narosky

Todas las madres dan el ser. Pero algunas mucho más. José Narosky

Madre hay solo una, no la ames en pasado o futuro, ámala en el presente. Pedro Pantoja Santiago

La unión simbiótica tiene su patrón biológico en la relación entre la madre embarazada y el feto. Son dos y, sin embargo, uno solo. Viven juntos (sym-biosis), se necesitan mutuamente. Erich Fromm

¡Todas las cosas son trágicas cuando una madre nos ve! Frank O’Hara

No tengo que hacer nada para que me quieran (el amor de la madre es incondicional). Todo lo que necesito es ser su hijo. El amor de la madre significa dicha, paz, no hace falta conseguirlo, ni merecerlo. Erich Fromm

Nadie me cantará como te canto, madre, con una llama que se enciende en ti y en mi termina. Ramón de Garciasol

Cuando era pequeño mi madre me decía: si te haces soldado, llegarás a general; si te haces cura, llegarás a Papa. Yo quería ser pintor y he llegado a Picasso. Pablo Picasso

Mi madre tuvo muchos problemas al criarme… pero creo que lo disfrutó. Mark Twain

Ser madre y ama de casa es el trabajo más grande del mundo, pero si no te interesa, no lo hagas. Yo habría sido una madre terrible. Katherine Hepburn

Las madres son las personas que te aman aún cuando le halas el cabello. Randy Pausch

Día a día, la infancia crece en mí y deseo vivir porque si muero, sentiré vergüenza de las lágrimas de mi madre. Mahmud Darwish

Mi madre fue muy imaginativa y con una cierta visión del mundo. No era una gente culta pero era incurablemente romántica y me inició en las novelas de viajes. (…) Mi madre leía mala literatura, no era culta, pero su imaginación me abría otras puertas. Teníamos un juego: “Mirar el cielo y buscar la forma de las nubes e inventar grandes historias.” Esto ocurría en Banfield. Mis amigos no tenían esa suerte. No tenían madres que mirasen las nubes. Julio Cortázar