La tasa de fracasos en la reproducción asistida se dispara a partir de los 40. Las mujeres postergan la maternidad para cimentar su carrera profesional.

Los cambios socioeconómicos de la sociedad han llevado a la mujer a confiar cada vez más en las técnicas de laboratorio para quedar embarazada, informa el digital El País.

Se han duplicado las mujeres que esperan a tener su primer hijo pasados los cuarenta.

Ecografía a una embarazada. La inseminación artificial evita el riesgo de embarazos múltiples.

Ecografía a una embarazada. La inseminación artificial evita el riesgo de embarazos múltiples.

En las clínicas de reproducción asistida es donde se ve de modo más claro el retraso en la maternidad.

En el Instituto Dexeus la media de edad era de 35 años en el 2000. En 2010 ya es de 37. Y cada vez hay más mayores de 40 años. Rosa Tur, del servicio de medicina de la reproducción del Instituto, manifiesta que hay que ser más realistas con las posibilidades de la técnica reproductiva que se aplica: “Se puede acabar desarrollando un sentimiento de culpa o de rabia, porque a veces vienen como si fuese tan fácil conseguir el embarazo, y no lo es.” A partir de los 40 no recomiendan la inseminación artificial.

“Entre las dos técnicas más frecuentes (inseminación artificial y fecundación in vitro), la segunda es más efectiva, aunque la tasa de éxito cae en picado con la edad. La mayoría de pacientes prefiere las técnicas que les permiten utilizar sus propios óvulos. Pero entre los 40 y los 45 años se trata de una cuenta atrás porque las tasas de éxito descienden drásticamente. De hecho, la cartera de servicios de los hospitales públicos no incluye la FIV en mayores de 40 años, porque los bajos porcentajes de éxito no justifican el gasto que supone”, expone un representante de la sanidad pública.

Inseminación artificial

Entre los 40 y los 45 años, sólo entre el 5% y el 8% de las mujeres logra quedarse embarazada por inseminación artificial, según Dexeus.

Fecundación in vitro

Entre los 40 y los 45 años, por fecundación in vitro se consigue la gestación entre un 30% y un 40% de las veces, según Dexeus.

Donación de óvulos

“Pasados los 44 años, Tur sólo recomienda recurrir a la donación de óvulos, porque las tasas de embarazo son mucho más altas, más de un 50%. De hecho, en tan sólo cinco años la fecundación por este sistema en la Dexeus se ha triplicado (de 170 a 432). Ahora, ‘lo que se hace cada vez más es la preservación de la fertilidad congelando los propios óvulos para utilizarlos en el futuro’, explica Tur. Cuesta unos 3.000 euros. Otra opción sería la adopción de embriones congelados donados por otras parejas, pero pocas lo hacen, añade.”