El Congreso de los Diputados ha aprobado la nueva Ley de Asilo, que modifica la Ley de 1984, reguladora del derecho de asilo y de la condición de refugiado.

Hasta el momento, la Ley 5/1984 tenia como objeto “ofrecer una solución jurídica a un problema de hecho como es el de refugio en España de personas perseguidas en sus países por motivos ideológicos o políticos, de acuerdo con los criterios de solidaridad, hospitalidad y tolerancia que deben inspirar el estado democrático definido en nuestra Constitución”.

Siguiendo directivas europeas, la nueva ley incorpora novedades como proteger a las personas perseguidas por razón de género u orientación sexual, además de acoger a personas que viven en campos de refugiados mediante cupos que se establecerán anualmente. Las personas solicitantes podrán acceder a la asistencia jurídica gratuita desde el principio del procedimiento.

Derecho de asilo por razón de género u orientación sexual.

Derecho de asilo por razón de género u orientación sexual.

Varias ONG, entre ellas Amnistía Internacional, manifiestan que la nueva ley impedirá “que muchas personas que huyen de graves violaciones de derechos humanos puedan simplemente acceder al ejercicio de su derecho a solicitar protección internacional”. Con la ley desaparece el derecho a pedir asilo en embajadas españolas, además de otros obstáculos que la ONG enumera en su web.

Los ciudadanos europeos quedan excluidos del derecho de asilo.

Las madres solteras

Colectivos especialmente vulnerables, como menores y víctimas de trata, y también homosexuales y madres solteras o solas con sus hijos, podrán acogerse a la nueva ley de asilo para evitar la repatriación y la consiguiente aplicación de leyes punitivas y castigos físicos y psíquicos debido a la condición de mujer, por causa de embarazo, orientación sexual, religión, etc.

Remitimos a la noticia aparecida recientemente en los medios sobre una mujer embarazada, madre soltera, residente en Melilla, a la cual España denegó el asilo político y se le agotaba el plazo para ser devuelta a Marruecos, donde, en aplicación de su legislación, podría ser multada, ir a la cárcel, y sufrir marginación familiar y laboral:

http://www.yosoymadresoltera.org/melilla-espana-deniega-el-asilo-a-una-mujer-embarazada-que-debe-volver-a-marruecos/