“El caso de Julia es muy interesante, porque no estamos acostumbrados a ver en la tele a un clan en el que el marido es el que está más tiempo en casa cuidando de la hija. Las madres solteras también acusan la falta de tiempo para estar con sus hijos, así que me encantaría que mucha gente se identificara con Parenthood  y dijera: “Esa es mi vida”.

Erika Christensen;Julia Braverman-Graham en la serie 'Parenthood'. Mitchell Haaseth | © NBC Universal, Inc.

Erika Christensen; Julia Braverman-Graham en la serie 'Parenthood'. Mitchell Haaseth | © NBC Universal, Inc.

Transcripción de la entrevista publicada por el digital El Periódico con fecha 3 de septiembre de 2010.

Erika Christensen: “Espero que la familia sobreviva”

Olga Pereda (Madrid)

La actriz que en el 2000 ejerció de hija drogadicta de Michael Douglas en Traffic acudió el pasado mes de julio al Festival de Televisión de Roma, ciudad en la que presentó Parenthood, serie que Fox TV estrena el jueves, 9 de septiembre. Dueña de un potente físico, Erika Christensen (Seattle, EEUU, 1982) gesticula y sonríe sin parar mientras explica a Teletodo los vericuetos de su personaje: Julia, una madre de familia que trabaja fuera de casa demasiadas horas y no tiene tiempo para atender a su hija, muchísimo más apegada a su padre. La familia de Julia, incluyendo tres generaciones, protagoniza Parenthood, basada en el filme que Ron Howard dirigió en 1989. Padres, madres, esposos separados, hijos conflictivos, hombres con complejo de Peter Pan, hijos sorpresa, nietos con problemas médicos… Como la vida misma.

Usted no tiene hijos. ¿Conversó con madres que sufren el mismo problema que Julia para construir su personaje?

Hablé con mi madre y también con unas amigas. Aunque no tengo hijos, sí tengo familia y a los actores a veces nos pasa lo mismo:  cuando trabajamos mucho, apenas tenemos tiempo para estar con los nuestros. El caso de Julia es muy interesante, porque no estamos acostumbrados a ver en la tele a un clan en el que el marido es el que está más tiempo en casa cuidando de la hija.

Tampoco en la vida real lo vemos.

Exacto. Por eso es estupendo que en una serie aparezcan los pros y los contras de ese tipo de vida. Las madres solteras también acusan la falta de tiempo para estar con sus hijos, así que me encantaría que mucha gente se identificara con Parenthood  y dijera: “Esa es mi vida”.

¿Estamos las mujeres obligadas a ser supermujeres? Ya sabe, supermamás, supertrabajadoras…

¿Obligadas? Espero que no. Otra cosa distinta es tener aspiraciones. Tú quieres poder tenerlo todo y eso está bien. Quieres tener una familia, un trabajo, un aspecto estupendo…, pero hay que ser consciente de lo que uno es. Y, sobre todo, hay que ser feliz con lo que tienes. Las revistas nos muestran a un tipo de mujer que no se da mucho en la calle. A nosotras nos gusta hacer ejercicio, pero también comer. Así somos, ¿qué pasa? ¡Somos reales y estamos vivas!

¿Con la serie le han entrado ganas de ser madre o todo lo contrario?

Por supuesto que quiero ser madre, pero ya lo quería ser antes de participar en Parenthood.

Cuando lo sea, ¿se dará  un tiempo para cuidar de su hijo y evitar los problemas que tiene su personaje?

No lo sé. Tengo suerte, porque en este oficio puedes combinar ambas cosas. Puedes trabajar una época y otra no. Así que no me vería obligada a elegir.

La serie refleja la vida cotidiana de una familia norteamericana. ¿Qué representa esta para usted?

Es lo más importe de mi vida. Yo solo soy yo cuando estoy hablando con mi madre o con mi padre. Ni siquiera con una amiga te comportas tal como eres en realidad. Ellos, tu familia, son los únicos que poseen la habilidad de darte consejos. Por ello, la familia es muy importante. Espero que sobreviva en este tipo de sociedad donde todos tenemos poco tiempo. Los niños no deberían crecer en un ambiente tan loco como este.

¿Cuál ha sido la lección más importante que ha recibido de su madre?

Cuando tenía 12 años, le dije que quería ser actriz. Pudo decirme que no, pero ocurrió lo contrario y me apoyó completamente.

¿Cómo lo tenía tan claro siendo tan pequeña?

Yo hacía pequeñas obritas en casa para pasármelo bien. Además, estudiaba danza. No sé… Lo vi claro. Quería ser actriz. Me pareció algo muy divertido y pensé que yo deseaba esa vida. Y la quería ya, no quise esperar.

Con respecto a Julia, ¿cuál es la mejor lección que ha aprendido de ella?

Que quiero sentir empatía hacia la gente. Y, sobre todo, que quiero estar cerca de mis hijos cuando los tenga. Julia sufre cuando se da cuenta de todo lo que se ha perdido.

No pasa tiempo con su hija, pero la quiere.

Claro que la quiere, pero le duele que la niña solo adore a su padre. Ella se siente triste y a veces un poquito loca, porque piensa: “Pero, bueno, si yo soy maravillosa. ¡Soy su madre!”.

Parenthood reúne, entre otros, a actores de la talla de Peter Krause (A dos metros bajo tierra) y Lauren Graham (Las chicas Gilmore). Menudo elenco.

Todos ellos son estupendos. Formamos un equipo muy espontáneo y los guionistas nos permiten aportar muchas cosas. Nos amamos, de verdad.

Calendula
calendula@yosoymadresoltera.org