Unas 150.000 familias monoparentales con dos hijos siguen sin ayudas

Transcripción del artículo publicado por el digital El País con fecha 19 de abril de 2010.

El Gobierno incumple la promesa de equiparar a madres solas y viudas

Las madres solas con dos hijos no reciben las mismas ayudas que las viudas.

Las madres solas con dos hijos no reciben las mismas ayudas que las viudas.

“El Gobierno llevará a cabo las oportunas modificaciones legales para que las familias monoparentales con dos hijos a cargo tengan la consideración de familia numerosa”. Eso es lo que decía la disposición adicional 70 de la Ley de Presupuestos del Estado para 2008. Han pasado más de dos años y nada ha cambiado para los centenares de miles de personas afectadas por esa situación.

Y lo peor no es eso, sino que el Gobierno no tiene previsto iniciar los trámites que materialicen esos cambios legales que permitirían a las familias monoparentales con dos o más hijos beneficiarse de las ventajas de que gozan las familias numerosas y que, por ejemplo, sí se les ha reconocido a los viudos o viudas con dos hijos desde 2007.

Las familias monoparentales son una realidad emergente que no paran de aumentar año tras año en España. En 2002 eran 303.200 y al acabar el año pasado casi se habían doblado y alcanzaban las 533.800. En la inmensa mayoría de los casos (86%), los hijos están a cargo de las mujeres, lo que se explica principalmente porque tras la separación o divorcio casi siempre se otorga a ellas la custodia de los hijos.

La reforma que prometió el Gobierno beneficiaría al 32% de las familias monoparentales, pues el otro 68% sólo están compuestas por un hijo, según la estadística del Instituto de la Mujer. Tomando como referencia las cifras referidas al año 2008, que son las últimas de que se disponen, de las 451.500 familias monoparentales que se contabilizaron entonces, 308.300 estaban formadas por un solo hijo y las otras 143.200 tenían dos o más hijos que son las que podrían beneficiar de una reforma legal que no se ha producido.

Entre las ayudas estatales a las familias numerosas figura una asignación de 3.500 euros por nacimiento o adopción, siempre que la renta familiar no supere los 15.903 euros. Si se supera, la ayuda es de 2.500 euros, como al resto de familias. El permiso de maternidad para los progenitores de familias numerosas es de 20 días en lugar de 15 y también tienen una bonificación del 45% de las cuotas a la Seguridad Social por la contratación de un cuidador al servicio de la familia. Otro beneficio legal es la reserva del puesto de trabajo en caso de excedencia por cuidado de un hijo, los derechos de preferencia para conseguir becas, las bonificaciones de entre el 20% y el 50% en las tarifas de transporte por carretera, ferrocarril y marítimo, así como de un descuento de entre el 5% y el 10% en las tarifas aéreas.

La promesa del Gobierno se repitió en los Presupuestos de 2009 con el mismo incumplimiento, y con los Presupuestos de 2010 ha vuelto a pasar lo mismo. La disposición adicional 69 de la vigente ley asegura que “en el plazo de un mes desde la entrada en vigor de esta ley… se dará cumplimiento” a las promesas ya incumplidas para considerar numerosas a las familias monoparentales que tengan dos hijos a su cargo, “así como a las familias con un cónyuge discapacitado y dos hijos a cargo”.

Todo sigue siendo papel mojado. De ahí que el pasado 16 de febrero, el grupo parlamentario del PNV presentara en el Congreso una proposición no de ley recordando al Gobierno su compromiso. Todos los partidos apoyaron la iniciativa, pero dos meses después todo sigue igual. Un portavoz del Ministerio de Sanidad y Política Social, que es del competente sobre los temas relacionados con familias monoparentales, admitió a EL PAÍS que no se ha adoptado ninguna medida para cambiar la legislación y que ni siquiera se han iniciado los trámites.

“No es justo que un viudo o una viuda que seguramente tendrá una pensión se le considere familia numerosa si tiene dos hijos mientras que una mujer o un hombre que afronta la maternidad o paternidad en solitario no pueda tener la misma consideración”, asegura Pilar Peces, vicepresidenta de la asociación Madres Solteras por Elección y que tiene dos hijas a su cargo.

“Nos sentimos discriminados en el día a día, tanto en los beneficios fiscales como en las ayudas. Hace poco se acaba de cerrar la preinscripción en las escuelas y las familias monoparentales, por ejemplo no vamos a alcanzar los puntos que se les dan a las numerosas”, recuerda Rosa Montero, fundadora de la web masola.org, en la que se aborda esta realidad.

Pilar Peces considera que el problema de fondo es que no existe en España una ley de protección a las familias monoparentales, una iniciativa que vienen reclamando desde hace años diversas asociaciones. De las 533.800 familias de ese tipo que había al acabar el año pasado, 365.500 estaban a cargo de adultos menores de 45 años.