Cualquier mujer embarazada puede sufrir un parto prematuro, pero existen factores de riesgo que hay que conocer

Las mujeres que serán madres solteras a causa de un embarazo no deseado constituyen uno de los grupos de riesgo. El embarazo adolescente en niñas a partir de los 12 años conlleva problemas de gestación y de cuidados posparto y del niño, además del parto prematuro. Si a la situación de inmadurez física y psíquica de la madre añadimos abortos y partos anteriores, falta de medios económicos, angustia, rechazo social y familiar o abandono por parte del padre biológico, conformamos un cuadro de alto riesgo para la madre y el hijo.

El estrés materno es un factor de riesgo.

El estrés materno es un factor de riesgo.

“Los partos prematuros son la primera causa de morbimortalidad perinatal en los países desarrollados; entre el 60% y el 70% de la mortalidad perinatal total se relaciona con este tipo de parto y es la primera causa de muerte infantil tras el primer mes de vida.

Cuanto menor es la edad gestacional en el momento del nacimiento, mayor es el riesgo de que se produzca una situación de este tipo y de que el bebé pueda sufrir problemas que den origen a una discapacidad (el mayor factor de riesgo para desarrollar una discapacidad es la prematuridad) o sufra problemas relacionados con la salud a largo plazo.”

Un problema tan grave merece nuestra atención. Para estar bien informadas podemos dirigirnos a la Asociación de Padres de Niños Prematuros (APREM), que va a aclarar dudas tales como:

  • ¿Cómo se producen los partos prematuros?
  • ¿Qué colectivos de mujeres se han identificado como de mayor riesgo?
  • ¿Cuáles son los factores de riesgo durante el embarazo?
  • Estrés materno y condiciones socioambientales
  • ¿Qué leer?
  • Recomendaciones de APREM
  • Fuentes y referencias consultadas
  • Webs de consulta general
  • Webs especializadas en el ámbito de la salud y de la ciencia

Calendula
calendula@yosoymadresoltera.org