Mientras que los valores como el cariño, respeto y unidad, son reconocidos como base del núcleo familiar, los chilenos, satisfechos con su unión en el hogar, hoy entienden también como familia a los padres separados que unen en su casa a los hijos de ambos, a madres solteras e incluso hay una mayor aceptación hacia parejas del mismo sexo.


Transcripción del artículo publicado por el digital Emol con fecha 8 de septiembre de 2010.

El 80% de los chilenos acepta la diversidad en tipos de familia

Ángela Tapia F., Emol

SANTIAGO.- Más allá de la composición clásica de padre, madre e hijo, hoy los chilenos reconocen como familia aquel núcleo en que los afectos y valores se comparten entre los miembros. De ahí que la diversidad en los tipos de hogares tenga más aceptación, incluso en el caso homosexual.

Eugenio Tironi, Isidora Mena, Magdalena Browne y Ma. Paz Lagos debatieron sobre la familia chilena del Bicentenario, en el Centro Cultural Gabriela Mistral.

Eugenio Tironi, Isidora Mena, Magdalena Browne y Ma. Paz Lagos debatieron sobre la familia chilena del Bicentenario, en el Centro Cultural Gabriela Mistral.

Con la idea de conocer el concepto de familia que se aprecia en el Bicentenario, Adimark quiso buscar en todos los niveles socioeconómicos qué es lo que entendemos como esa institución que por siglos parece ser la base de la sociedad para el ser humano.

Es así como, a través del estudio “La familia del Bicentenario”, se observó que los sentimientos obtuvieron un 42,8% de las preferencias, donde destacaron la unidad, el lazo afectivo, los valores compartidos y el respeto.

“Lo que hoy mantiene a la familia es más que nunca su elemento afectivo, amoroso, su incondicionalidad  (…) Y esto es una cuestión nueva; si la familia no se fundó para eso ni por eso. La familia tradicional se inventó para mantener la herencia. (…) pero ahora cambió de naturaleza y hoy se desmaterializó, se espiritualizó, en una sociedad cada vez más materialista y espiritual. O sea, de cierto modo, la familia compensa lo que la sociedad no nos da”, señaló al respecto el sociólogo de CIEPLAN, Eugenio Tironi, durante la presentación del estudio, en el Centro Gabriela Mistral.

Mientras 8 de cada 10 chilenos dice estar satisfecho por cómo está formado su hogar y los sentimientos que se transmiten en él, los participantes del estudio -605 hombres y mujeres- señalaron aquellos aspectos que merman la calidad de vida y lazos de su núcleo, opinando en un 87,2% de las respuestas que hoy existe más individualismo que antes, menos valores (67,8%) y menos unión (74,4%). Ante tal escenario, la mesa del hogar se presenta como el momento en que más se comparte, siendo la hora del té la actividad familiar en la semana, mientras que en sábados y domingo, es el almuerzo.

En este punto, la directora ejecutiva de Adimark, explicó que existen diferencias socioeconómicas al señalar los aspectos que separan a los miembros de un hogar, ya que en el nivel alto primaron la falta de comunicación y de tiempo para compartir, mientras que en el nivel bajo, el consumo de drogas y la violencia. “Son dos mundos distintos con problemas diferentes”, señaló Edwards.

Una generación más afectiva y tolerante

Especial atención llamaron los resultados arrojados por el estudio, que señalaron que hoy los chilenos, en un 81% de los casos, aceptan la diversidad en los tipos de familia.

Es así como el 85% consideró como familia a una madre soltera –versus el 27,4% que lo creía hace 20 años atrás- y un 74% a los padres separados que unen en un mismo hogar a los hijos de ambos. Asimismo, se rescató el hecho de que un 32,7% de los consultados dijera que también familia se podría entender como la unión de parejas homosexuales, tomando en cuenta que hace dos décadas, apenas un 2,9% opinaba lo mismo.

“Estas no son percepciones que parten de un discurso independiente a la realidad, no es que lo vieron en la tele (…) Es una aceptación que nace desde la propia vida que le está tocando vivir a esas personas (los encuestados)”, dijo Magdalena Browne, del Instituto de Sociología UC.

En cuanto a la aceptación de nuevas realidades en la familia chilena, Tironi explicó que en una sociedad que hoy acepta la flexibilidad, la competencia y desafiliación como algo normal, es más que probable que ocurra lo mismo con la idea tradicional de núcleo familiar.

Al respecto, María Paz Lagos, subdirectora del SERMAN, aseguró que pese al avance de la tolerancia en Chile, en cuanto al desarrollo del país, no daría lo mismo el cómo está compuesta la familia, en el caso de las madres solteras. “Vemos en la encuesta Casen, que el 30% de las familias en Chile está compuesta por una mujer jefa de hogar y que casi el 50% de ese 30% es una mujer pobre, jefa de hogar, que está sola con sus hijos. Por lo tanto, asociamos también composición familiar con pobreza”

Calendula
calendula@yosoymadresoltera.org