Hace 10 años que la escritora Sonia Nazario conoció a Enrique en Nuevo Laredo, ciudad fronteriza de México con el estado de Texas. Enrique es de Tegucigalpa, Honduras. Desde allí emigró su madre hacia el norte. Once años después, Enrique le siguió los pasos subido en los mismos trenes, superando los mismos peligros.

Publicado por el digital El País – Blogs (texto + vídeo)

tren-muerte

Por: Cristina F. Pereda

Sonia Nazario decidió repetir el viaje de Enrique. Desde Tegucialpa a Nuevo Laredo. Subió a los mismos trenes en marcha. Se agachó a oscuras para evitar las mismas ramas de los árboles. Buscó la suerte para no ser atrapada por policías disfrazados de traficantes. Ni traficantes disfrazados de policías. La experiencia fue también un relato para el diario Los Ángeles Times que le valió el premio Pulitzer de 2003. Después llegó el libro “El Viaje de Enrique”, traducido ya en ocho idiomas.

Los años que han pasado entre la hazaña de Enrique y el reportaje que CNN acaba de hacer sobre los trenes de la muerte hablan del flujo incesante de inmigrantes de toda Centroamérica hacia Estados Unidos.

“Observo ese éxodo interminable (…) nunca se corta el flujo migratorio, ellos van a construir una nueva historia, van a refundar Estados Unidos, van a hacer un nuevo Estados Unidos”, cuenta a CNN el Padre Solalinde, fundador del Hostal para Inmigrantes.

Las autoridades fronterizas estiman que la media de edad de estos jóvenes es de 15 años. Los últimos datos hablan de 45.000 menores que lo intentan cada año. Muchos terminan en los albergues de las ciudades de la frontera, atrapados. Volver a casa es imposible. Tampoco pueden cruzar y reunirse con su familia en Estados Unidos. Sobrevivir a “la bestia” no lo es todo. Queda la frontera. Queda el desierto.

  • USA español. La comunidad hispana de Estados Unidos. El segundo país del mundo con más hispanohablantes. Casi 50 millones de hispanos. Uno de cada seis estadounidenses. De California a Nueva York, pasando por Arizona o Texas, vibra una comunidad que está cambiando el rostro de Estados Unidos.

Calendula
calendula@yosoymadresoltera.org