“El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha anunciado hoy en el Congreso que va a reducir el sueldo de los funcionarios una media del 5% este año y que no los subirá en 2011; congelará las pensiones el próximo ejercicio y suprimirá la ayuda de 2.500 euros por nacimiento, el conocido como el cheque-bebé, desde el 1 de enero.”

Seguimos leyendo en el digital El País:

“Con este conjunto de nueve medidas, que se completan con otra bajada de sueldo del 15% entre los miembros del Gobierno, cambios en las prestaciones de la Dependencia o recortes en la inversión pública y la ayuda al desarrollo, entre otras, el Ejecutivo calcula que será capaz de cumplir el nuevo objetivo de reducción del déficit en cinco puntos del PIB de aquí al próximo diciembre. Además, junto a este conjunto de actuaciones, ha dejado la puerta abierta a subir los impuestos a las rentas más altas.”

El cheque-bebé

El Gobierno pretende ahorrar 1.500 millones de euros con la supresión del llamado cheque-bebé.

“Se elimina la prestación de 2500 euros por nacimiento, conocido como el cheque-bebé, desde el 1 de enero 2011. Hasta ahora, el Gobierno había mantenido su apuesta por esta ayuda, que se aplica de forma discrecional independientemente de las rentas de los beneficiados, pese a la situación de las finanzas públicas. Según recuerdan, fue puesta en marcha en un momento en el que se quería impulsar el aumento de la población y había un elevado superávit fiscal. El año pasado, esta prestación tuvo un coste de unos 1.500 millones de euros, similar al de 2008, y medio millón de beneficiarios.”

Zapatero informa de las medidas para acelerar la reducción del déficit.

Zapatero informa de las medidas para acelerar la reducción del déficit.

La rentas más bajas

Se creía que la ayuda de 2.500 euros por nacimiento  se mantendría para las rentas más bajas, pero,  según ha anunciado el presidente, se suprime totalmente. La medida ha sido más drástica de lo que se esperaba.