El anuncio de las medidas económicas del Gobierno para frenar el déficit público en España causa malestar en la sociedad.

  • Propuesta de aumento de la edad de jubilación a los 67 años, a aplicar desde 2013.
  • Previsible aumento en la base de cotización a la Seguridad Social sobre la que se calcula la pensión de jubilación.
  • El sistema de pensiones se ve amenazado porque “los cotizantes empiezan a trabajar cada vez más tarde, se jubilan a edades cada vez más tempranas y, además, tienen una esperanza de vida mayor.”
  • El Gobierno anuncia un plan de recorte del gasto público de 50.000 millones en tres años. Según la vicepresidenta segunda del gobierno y ministra de Economía y Hacienda, se respetará el gasto social, aunque eso nadie se lo cree.
  • El Estado busca, con esas medidas, sostenerse financieramente.
  • La crisis prolongada del mercado laboral presiona sobre las finanzas públicas.
  • En 2009 se destruyeron 1.210.800 puestos de trabajo, el número de parados aumentó en 1.118.600 personas y el paro total afecta ya a 4.326.500 personas.
  • No hay expectativas de una reducción significativa del desempleo en los próximos tres años.
  • El coste económico y social de esta crisis será muy elevado. Por lo pronto, ya hay  1.220.000 hogares con todos sus miembros en paro.
  • Se calcula que el Estado tendrá que pagar los costes sociales de tasas de paro superiores al 11% al menos durante los próximos ocho años.
  • El editorial del diario El País (30.01.2010) sostiene que el plan de reestructuración del gasto público debería comenzar por:
  1. Supresión de funciones y funcionarios de las administraciones públicas.
  2. Congelación total de los salarios públicos.
  3. Suspensión “hasta tiempos mejores de ayudas sociales que no son tales, como los cheques-bebé.”

Así pues, el cheque bebé se seguirá pagando en 2010, pero, como ya anunciamos en un artículo anterior, el pago a todas las madres, indistintamente de su nivel social, de los 2.500 euros por el nacimiento de un hijo, está en la cuerda floja.

Tendremos que esperar a los próximos reajustes económicos del Gobierno, que los habrá.

Recordemos que las madres solteras deberían ser un objetivo prioritario del Ejecutivo, porque es un colectivo muy vulnerable a las crisis económicas y a causa de su débil situación familiar.

La opinión de un experto en estructura económica

El economista Santiago Niño Becerra (entrevista publicada el 08.10.2008) ya anunció que lo peor de la crisis aún está por venir. Y no es para crear alarma.

Calendula
calendula@yosoymadresoltera.org