La Federació de Famílies Monoparentals explica que tres meses después de estrenarse el carné de familia monoparental sólo se han repartido 9.000 certificados, cuando se calcula que en Cataluña hay más de 250.000 familias que cumplen el perfil para acceder al título.

El maltrato como trasfondo.

El maltrato como trasfondo.

Las mujeres no denuncian el impago de las pensiones para evitarse problemas y por miedo a sus ex parejas, informa El Periódico. La denuncia formal contra la ex pareja en el juzgado es un paso indispensable para obtener el carné de familia monoparental. Los beneficios de ese carné son, entre otros:

•    En la preinscripción escolar permite obtener más puntos adicionales en la asignación de plazas.
•    Acceso a viviendas protegidas.
•    Ayudas económicas por niño.

La Federació pide que se considere suficiente la presentación de una declaración jurada de la mujer, en la que exponga su situación, para acceder a la ayuda. Evitaría denunciar a la ex pareja por impago. La ley prevé la denuncia para evitar que los padres olviden sus obligaciones con los hijos. Pero el Gobierno responde que, aun siendo consciente de las situaciones en que quedan esas madres e hijos, la denuncia es la única manera de comprobar que se cumplen los requisitos que marca la ley para conceder el carné de familia monoparental.

El Gobierno ofrece apoyo jurídico y psicológico a estas madres para ayudarles a dar el paso con garantías y arropadas. Ha distribuido folletos en las oficinas de servicios sociales de los ayuntamientos explicando los beneficios de tener carné.

El carné de familia monoparental que se da en Cataluña es una iniciativa pionera en España.

Aunque en ese artículo periodístico no se nombre explícitamente a las madres solteras, y se dé por sentado que esas situaciones solo se refieren a mujeres divorciadas y separadas, hay que aclarar que implican a todas las mujeres, solteras o solas.

El pago de la pensión no es un capricho de la mujer, es un derecho del hijo; y el juez, que está para velar por los menores de edad, dicta sentencia a su favor.

Aunque la ley castiga el impago de la pensión, actualmente miles de mujeres renuncian a ese derecho para evitar males mayores. La madre sola prefiere, en último término, pasar penalidades económicas antes que ver sufrir a sus hijos, revivir el maltrato o enzarzarse en juicios donde siempre existe el riego de perder la patria potestad si su comportamiento no es intachable.

Situación 1

“Marta se separó de su marido, Sergio, hace dos años. Desde entonces hacen lo posible para que los dos hijos que tienen en común sean felices con su padre y su madre. Pero Sergio no paga la pensión alimenticia. Marta sabe que esta situación le permitiría acceder al recientemente creado carné de familia monoparental, pero prefiere renunciar a los beneficios de este título antes que denunciar a su ex marido por el riesgo de que ello genere una espiral de tensión con Sergio que repercuta en sus hijos, que tienen una edad en la que ya se dan cuenta de los conflictos.”

Situación 2

“Uno de estos perfiles, el que más casos engloba según la Administración, es el de una mujer separada o divorciada con hijos menores de 21 años y a quien su ex pareja no le paga la pensión o ésta es inferior a 281 euros por hijo. Este es el caso de Marta. Y de muchas otras mujeres, como Julia, que tampoco quiere denunciar a su anterior pareja porque tiene miedo de que él contraataque y pelee por la custodia de la hija que tienen en común. ‘Si le denuncio al juez pidiéndole el dinero, quizá él quiera la criatura a cambio, y hace muchos meses que se desentendió de ella’, razona esta madre.”

Situación 3

“El tercer tipo de situaciones es el de las mujeres que han sufrido malos tratos por parte de su ex marido y que en ningún modo quieren denunciarle –condición básica, entre otras cuestiones, para acceder al título de familia monoparental– porque él ya ha salido de sus vidas y a ellas les produce auténtico pánico dar pie, directa o indirectamente, a que la pesadilla del pasado reaparezca.”

Artículo relacionado:

UN NUEVO CARNÉ PARA AYUDAR A FAMILIAS MONOPARENTALES. Cataluña las equipara con las numerosas

Calendula
calendula@yosoymadresoltera.org