10 de octubre Día Mundial de la Salud Mental. Las personas con trastornos de salud mental presentan mayores tasas de infecciones, dolencias endocrino-metabólicas, cardíacas y respiratorias que el resto de la población, lo que conlleva un riesgo de mortalidad mayor.

Transcripción del artículo publicado por el digital La Vanguardia con fecha 10 de octubre de 2010.

Más del 15% de los españoles tendrá un problema mental a lo largo de su vida

Madrid. (EFE).- Un 9% de la población española tiene algún trastorno mental y más del 15% lo tendrá a lo largo de su vida, cifras “escandalosamente elevadas” que “crecen cada día más”, según ha informado hoy la Confederación Española de Agrupaciones de Familiares y Personas con Enfermedad Mental (FEAFES).
“Bienestar emocional para una salud general” es el lema con que se celebra hoy el Día Mundial de la Salud Mental, una jornada en la que varios colectivos han demandado la humanización de la asistencia que se presta a estas personas y el rechazo a su discriminación.

FEAFES ha hecho un llamamiento al Gobierno y a las administraciones autonómicas, a las sociedades científicas y académicas, a las ONG, a los medios de comunicación y a la sociedad en general para “impulsar el bienestar emocional” de las personas con trastornos mentales facilitando “su salud general”.

Estas patologías son la causa más frecuente de carga por enfermedad en Europa, ya que los pacientes presentan mayores tasas de infecciones, dolencias endocrino-metabólicas, cardíacas y respiratorias que el resto de la población, lo que conlleva un riesgo de mortalidad mayor.

El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) ha denunciando que esta discapacidad es todavía en España una de las que menor grado de necesidades cubiertas presenta, por lo que es necesario reforzar las políticas de inclusión de las personas con enfermedad mental y de atención a sus familiares. La plataforma entiende que el abordaje desde un punto de vista exigente de inclusión social y derechos de la salud mental no está resuelto en España, cuando se trata de una de las discapacidades que más están creciendo en términos cuantitativos en estos momentos y cuya progresión se acentuará en el futuro.

Permanencia del estigma asociado a esta discapacidad, ausencia de un modelo integral sociosanitario que atienda esta realidad, legislaciones que aún no han incorporado el enfoque de derechos humanos, grandes barreras para la inserción laboral, escaso apoyo a las familias y desigualdad territorial son algunos de los problemas que están presentes cuando se habla de salud mental en España. Ante esta situación, el CERMI exige la intensificación de políticas públicas y el ensayo de nuevos modelos de atención que sirvan para mejorar las condiciones de vida de esta parte de la ciudadanía.

La secretaria de Bienestar Social del PSOE, Marisol Pérez, ha mostrado su “solidaridad” y “apoyo” a las personas que padecen este tipo de enfermedades, así como a sus familiares y a las asociaciones implicadas “por la labor que realizan”.

Pérez ha pedido a las administraciones que “sigan trabajando conjuntamente para avanzar en la humanización de la asistencia y en el rechazo a la discriminación” de manera que estos ciudadanos disfruten de una buena calidad de vida.

Ha recordado que esta cuestión ha sido y es una prioridad del Gobierno presidido por Rodríguez Zapatero y, prueba de ello, ha apuntado, es la aprobación de la Estrategia de Salud Mental en el año 2006, que “ha supuesto un antes y un después en el impulso de la asistencia a los pacientes y a sus familiares”.

“Hemos logrado en estos años muchas cosas -ha continuado Pérez-, pero tenemos que seguir trabajando para reducir la incidencia de las enfermedades mentales, mejorar la vida y la autonomía de estos pacientes y también atender a los familiares y cuidadores de ellos”.

Calendula
calendula@yosoymadresoltera.org