Los derechos de la mujer en Marruecos se han puesto a debate en un reportaje del Parlamento Europeo que ha emitido la cadena de televisión EuroNews. Distintas personas opinan sobre el trato que recibe la mujer casada y en particular la madre soltera en Marruecos.

La Federación Iberoamericana del Ombudsman ha puesto un enlace a YouTube para que visionemos este reportaje (2007), que sigue siendo de rigurosa actualidad. Conéctate y podrás emitir tu juicio.

Ain Choq Chrifa. Casablanca.

Ain Choq Chrifa. Casablanca.

A modo de resumen la situación es la siguiente:

Madres solteras

Marruecos es uno de los 16 países que forman parte de la política de vecindad de la Unión Europea. Para beneficiarse de esta política, sobre todo en relación al comercio, el país debe respetar ciertas condiciones sobre los derechos humanos.

Se ha abierto el debate sobre los derechos de la mujer y sobre un tema tan controvertido como el aborto.

Según un estudio realizado en Casablanca, una ciudad con casi 4 millones de habitantes, unas 5.000 mujeres marroquíes son madres solteras.

Por miedo a ser rechazadas por sus familias, muchas mujeres solas y embarazadas acuden a la organización INSAF, con sede en Casablanca. Esta organización trabaja para evitar el abandono de los niños. Ofrece asistencia médica, material y jurídica a las mujeres que acuden pidiendo ayuda.

Muchas mujeres llegan a Casablanca procedentes del interior del país en busca de trabajo. En un 50% de los casos que se presentan en la asociación INSAF, los embarazos son a consecuencia de una relación amorosa, un 15% de la prostitución y un 7% de violaciones.

Nouzha Skalli, Ministra de Asuntos Sociales de Marruecos,  manifiesta que la vida de las madres solteras nos es fácil. Sin embargo, si se asocian pueden garantizar la existencia de una guardería y hacer guardias comunes.

Casi ¼ parte de las mujeres que buscan ayuda en INSAF tienen entre 14 y 20 años.

Mujeres casadas

A unos pocos kilómetros del centro urbano de la antigua ciudad de Fez está la sede del Centre Chourouk, una asociación que promueve la igualdad de sexos y los derechos de la mujer a través de la educación en talleres organizados en escuelas e institutos. También da asistencia jurídica a mujeres víctimas de malos tratos.
Este tipo de violencia está muy presente en la sociedad, sobre todo en las zonas más pobres. Las principales razones de la violencia son sociales: pobreza, desempleo, ignorancia y analfabetismo, que es muy elevado.

La asociación Chourouk lucha contra el analfabetismo porque es una manera de acabar con la violencia conyugal. Muchas mujeres acuden al centro para aprender a leer y escribir.

La mujer en el futuro de Marruecos

¿Cómo puede ayudar Bruselas a que los derechos humanos progresen en Marruecos? Según la eurodiputada Sophia in ‘t Veld hay que establecer, en primer lugar, los instrumentos legales para que las mujeres pueden defenderse. En segundo lugar, la educación es esencial para ayudar a cambiar la mentalidad de la gente: educación en los colegios y educación a través de los medios de comunicación.

Nadia Salah, redactora jefe del periódico de Casablanca L’Economiste, dice que “detrás del tabú de las madres solteras está también el mito de la virginidad. Es difícil para una chica casarse si no es virgen.” En este periódico casi todas las periodistas son mujeres. Existe una doble actitud: tras la mujer con éxito en la vida profesional existe la mujer que vuelve a casa para hacer la limpieza. En el trabajo son independientes, pero en casa se encuentran bajo la autoridad de su padre o de su marido.

La Ministra de Asuntos Sociales de Marruecos confía en el papel que las mujeres podrán jugar en el futuro en la sociedad marroquí. Ve necesario un equilibrio entre las dos riberas del Mediterráneo: el Norte, cada vez más rico, y el Sur, deteriorándose.

Concluye que los derechos humanos sólo pueden avanzar con el desarrollo económico. El principal obstáculo a los derechos humanos es la cuestión de los derechos socioeconómicos y culturales.