Estimada madre soltera, conviene que conozcas quién puede defender o informarte sobre tus derechos cuando una institución del Estado o municipal los quebranta.

Defendernos de los abusos de las instituciones públicas.

Defendernos de los abusos de las instituciones públicas.

Si crees que una administración pública no respeta tus derechos, dirígete a la institución de tu país que tiene el encargo de velar por los ciudadanos y defenderlos ante los abusos de la Administración: son los llamados defensores del pueblo, defensores de la ciudadanía, ombudsman, etc. Los nombres son distintos, pero la función es la misma.

Entra en la web del Defensor del Pueblo de España (se indica más abajo) y hallarás los enlaces a los distintos defensores a nivel mundial, con los siguientes datos para cada uno de ellos: la dirección de su sede, teléfonos, correo electrónico y web si la tienen.

A través de Internet puedes elevar una queja. El defensor te atenderá por email y quizá te pida información más precisa. Sabrás que él se ocupa de tu caso.

Entra pues en la web del Defensor del Pueblo de España:

http://www.defensordelpueblo.es/index.asp?destino=enlaces.asp

y podrás enlazarte con las instituciones de los defensores de las áreas geográficas siguientes:

España: Comisionados Parlamentarios Autonómicos
Instituciones en Europa
Instituciones en América
Instituciones en África
Instituciones en Asia
Instituciones en Australia y Pacífico
Organizaciones supranacionales de Defensores del Pueblo
El defensor del pueblo europeo

Con frecuencia desconocemos que existe una figura legal, el defensor, a quien recurrir cuando la Administración del Estado, la Administración Municipal y otras instituciones públicas dejan nuestros problemas aparcados, resuelven mal, equivocan nuestros datos y luego nos responsabilizan de sus propios errores, nos cobran un dinero que no es legal, etc.

Recuerda que el defensor no puede intervenir, en términos generales, en los casos siguientes:

  • si se trata de un problema entre particulares que no implica de forma alguna a la Administración.
  • si el motivo de la queja está pendiente de una resolución judicial.
  • si la queja es anónima, denota mala fe, o no tiene bastante solidez.

El defensor, si la ley está de nuestra parte, pedirá a la Administración que rectifique.

Si todas nos quejamos, en algún momento tendrán que hacernos caso.

Calendula
calendula@yosoymadresoltera.org