Una polémica campaña reabre el debate sobre la homosexualidad en Chile. La iniciativa busca promover los derechos de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales e impulsar una nueva ley contra la discriminación en el país

"Si te molesta el amor, hazte ver".

"Si te molesta el amor, hazte ver".

Transcripción de la noticia publicada por el digital La Vanguardia con fecha 14 de mayo de 2010.

Una polémica campaña reabre el debate sobre la homosexualidad en Chile

Santiago de Chile. (Agencias / Atlas).- Una polémica campaña publicitaria ha reabierto el debate en Chile. Dos mujeres besándose con la frase “Si te molesta el amor, hazte ver” o una joven embarazada y su pareja con el título “¿Y si naciera homosexual?” son algunas de las fotografías de esta inédita campaña lanzada por el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) y financiada por la embajada de Holanda en Chile.

Una iniciativa que busca promover los derechos de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales e impulsar una nueva ley contra la discriminación en el país.

La campaña, que puede verse en más de 40 autobuses y en las principales plazas de la capital, ha causado una gran polémica en Chile, donde la gran mayoría de la población es católica y conservadora.

La campaña también planea instalar gigantografías en el transporte público de la ciudad y además de convocar las miradas de los transeúntes llamó la atención de los medios en Chile, donde recién en el 2004 se aprobó el divorcio.

“Chile siempre se ha caracterizado por ser conservador y no aceptar a las minorías, así que una campaña así es innovadora”, dijo Fernando López, un estudiante de 19 años, mientras miraba la imagen de la pareja embarazada.

En la última campaña presidencial, los dos candidatos que lideraban las encuestas -ambos católicos que han declarado que el matrimonio es entre un hombre y una mujer- se mostraron partidarios de regular las uniones de facto, incluyendo las homosexuales, en temas como bienes y beneficios de salud.

El actual presidente, el multimillonario de derecha Sebastián Piñera, sorprendió al incorporar una pareja de homosexuales en una de las publicidades televisivas de la campaña.

Sin embargo, el tema aún causa polémica en un país, donde la mayoría de la población dice ser católica y la Iglesia tiene un fuerte peso, especialmente en la clase empresarial y en sectores políticos de derecha y centro.

Además, para muchos chilenos la campaña es directa y apela al impacto, algo a lo que dicen no estar acostumbrados. “En Chile no estamos habituados. Va directo y eso es raro acá”, comentó Fernando Garrido, un contador de 54 años que caminaba por una de las mayores avenidas de Santiago.

Calendula
calendula@yosoymadresoltera.org