Su hijos son famosos deportistas que lograron llegar al mundial, pero éstas mujeres que fueron mamás solteras se sacrificaron mucho para que llegaran donde están.

Transcripción de la noticia publicada por el digital Terra con fecha 24 de junio de 2010.

Conoce las sacrificadas historias de las madres de los jugadores de “La Roja”

La mamá de Alexis Sánchez, Martina, también hizo el rol de papá.

La mamá de Alexis Sánchez, Martina, también hizo el rol de papá.

SANTIAGO, junio 24.- Son las mujeres detrás de los futbolistas de nuestra selección, madres solteras que también tienen su historia de esfuerzo y apoyo a los ídolos de la roja. Es más, muchas de ellas son muy cercanas a sus hijos hasta el día de hoy, casi amigas, además de ser sus fanáticas más grandes.

Por ejemplo la mamá del jugador Mauricio Isla lo crió sola, junto a la abuela de este, ya que Isla sólo veía a su padre de pasada hasta que el 2005 se conocieron bien. Incluso Isla lleva el apellido de su madre ya que no quiso que su hijo cargara con el nombre de au ausente padre. Y el rol que jugó su abuela también fue importante ya que el mismo Isla ha contado que ella lo acompañó hasta los 15 años a entrenar a San Carlos de Apoquindo.

Lorena Hoffman, la madre de Mark González se convirtió en madre soltera cuando su hijo tenía 10 años que fue cuando decidió regresar a Chile, y vivir en la casa de los abuelos maternos de Mark en el cerro San Bernardo de Valparaíso. Debido a problemas económicos de la familia, el futbolista sólo pudo estudiar regularmente hasta octavo básico, la educación media la aprobó con exámenes libres. Además, pasaron por grandes problemas económicos y muchas veces no tenían plata para mandar a González a entrenar a Santiago, por lo que la Universidad Católica terminó becándolo.

Otro caso de mamás solteras que lo han dado todo por sus hijos que ahora son famosos futbolistas, es Jaqueline Pardo, la madre de Arturo Vidal. Ella y el papá del deportista se separaron hace años y desde entonces él ha estado ausente en la vida de sus hijos. “Doña Jaqueline” como le dicen de cariño, se esforzó y sacrificó muchísimo para sacar a sus cuatro hijos adelante (incluyendo a Vidal) en su casa de San Joaquín. Tanto fue, que Arturo Vidal cuando ya empezó a hacerse conocido empezó a retribuir a su madre, ayudándola económicamente, así que como también en el cuidado de sus hermanos. Vidal asegura que tomó el rol paternal y se preocupa de que hicieran las tareas y le hicieran caso a su madre.

Y cómo no nombrar a Martina Sánchez, la madre de Alexis Sánchez Sánchez, quien no tiene dos apellidos iguales por que lo compartiera con el padre de su hijo, si no que ella hizo ambos roles. Martina Sánchez todos los días andaba 77 kilómetros hasta la ciudad de María Elena en el norte para vender pescados y mariscos y así mantener a sus hijos. Originarios de la ciudad de Tocopilla se debatían en la pobreza hasta que Alexis, fue recibido por otra familia cuando tenía 16 años, para así poder entrenar en Calama.

Calendula
calendula@yosoymadresoltera.org