La autoestima significa la aceptación de uno mismo o una misma, ya sea la imagen corporal ya sean las cualidades que hacen sentirte aceptado o aceptada por los demás.

Nuestra imagen corporal.

Nuestra imagen corporal.

A menudo, la opinión de los demás no es tan cruel como la imagen que tenemos de nosotros mismos o nosotras mismas. Somos tan severos, que llegamos a crearnos complejos de inferioridad que arrastraremos toda la vida o parte de ella, si no ponemos remedio a la autocensura.

Sin una imagen positiva de nosotros mismos y nosotras mismas, va a ser difícil convencernos de que somos personas realmente únicas, con aptitudes que nos distinguen de otros compañeros y compañeras.

A menudo, también, los complejos arrancan del seno familiar, no del propio adolescente. La “gota malaya” o crítica pertinaz es un gran impedimento para construir nuestra propia personalidad. La familia juega un importante papel en el nivel de autoestima del adolescente.