Amamantamiento simultáneo en la Fiesta de la Lactancia.

Amamantamiento simultáneo en la Fiesta de la Lactancia.

Desde el año 2000 un grupo de madres se reúne anualmente en el parque de la Ciutadella, de Barcelona, para amamantar a sus hijos. Empezaron 30 y ahora ya son más de 600 y 2000 participantes en total, que celebran que la lactancia materna ya no es un estigma en la sociedad.

Se comenzó con el amamantamiento simultáneo, pero está siendo substituido por un acto festivo donde las madres dan el pecho cuando el bebé lo requiere. “Los medios estaban demasiado interesados en el espectáculo y olvidaban el mensaje”, declara la presidenta de la Asociación ALBA Lactancia Materna.

Acciones como ésta tienen sentido cuando aparece en la prensa la noticia que en 2007 prohibieron a Cindy Piccard dar el pecho a su hijo en el museo del Prado, de Madrid.

La presidenta de ALBA ha declarado que hace diez o quince años solo el 11% de las madres amamantaba a sus hijos hasta los 6 meses. Ahora las madres que amamantan ya son un 30%, de las cuales un 11% lo hace hasta el año.

Se ha incrementado, sobre todo, el período de lactancia. Las madres se encontraban con muchas dificultades y los pediatras enseguida recomendaban la leche artificial.

Uno de los propósitos de la Fiesta de la Lactancia, cuando se creó, fue: “Normalizar el acto de amamantar, nos preocupaban todas aquellas mujeres que se sienten cohibidas por dar el pecho fuera de casa o que incluso han sido victimas de actitudes poco respetuosas en comercios, restaurantes, o cualquier otro espacio público. Pensábamos que era importante que el publico en general viera como algo normal y natural el que una madre amamante a su hijo cuando lo necesite esté donde esté.”

Grietas en los pezones

Con el incremento del número de madres que dan el pecho a sus hijos, también aumenta el número de patologías a tratar.

“Hace unos años si tenías un problema de grietas en los pezones o infecciones, por ejemplo, te recomendaban rápidamente que pasaras a la leche artificial. Ahora las madres insisten en que quieren dar el pecho con lo que topan con patologías que deben solucionar.”

La presidenta comenta que muchos especialistas no saben cómo tratar las infecciones en los pechos. Es difícil encontrar profesionales que sepan diagnosticar y tratar estas patologías. “Los profesionales les dicen que es normal que duela el pecho o que las infecciones no existen. Las madres entran en un verdadero vía crucis: del pediatra al ginecólogo.”