Un importante centro de asistencia a mujeres violadas y agredidas sexualmente, con sede en España, que ofrece servicios gratuitos a mujeres y niños, lanza ese eslogan en su página principal:

En la violación solo hay un culpable: EL AGRESOR.

Conviene que las mujeres lo sepamos y lo interioricemos. Nos han machacado y ridiculizado para que aceptemos que la violación responde a un “deseo irrefrenable de los hombres, a los cuales hay que disculpar, porque su naturaleza es así, agresiva, y no pueden hacer nada contra ello. Sus testículos tienen un gran poder destructor, pero hay que aceptarlo como normal. En las guerras, acaban violando en serie, para venganza y oprobio de los enemigos, pero siempre ha sido así. Hay que resignarse”.

No condiciones tu vida por el riesgo de sufrir una agresión sexual.

No condiciones tu vida por el riesgo de sufrir una agresión sexual.

¡Cuánta responsabilidad se otorga a los testículos de los hombres! Veamos, ¿luego tienen un poder superior al cerebro y a la bondad humana? Basta ya de engaños. El terror que siembran violadores y demás agresores sexuales entre mujeres solo disminuirá cuando la justicia frene sus actos compulsivos con penas severas. Mientras tanto, la mujer seguirá sucumbiendo. No todos los violadores son enfermos mentales.

Justicia, políticos y fuerzas policiales se resisten en gran número de países a respetar o hacer respetar los derechos de la mujer. Para ellos, las mujeres son animales. Aún suponiendo que las consideren personas, son objeto de todo tipo de abusos y atropellos. La violación sexual contra las mujeres es una expresión clara del desprecio que sienten hacia ellas.

En Colombia y México, por citar algunos países al azar, y Latinoamérica en general, las mujeres sufren violencia sin más. Las cifras son escalofriantes.

En México, las agresiones sufridas por mujeres detenidas por elementos estatales y federales “siempre llevan una connotación sexual”, según un estudio elaborado de febrero a junio de 2008. Los insultos que los uniformados dirigen a las mujeres detenidas “siempre tienen una connotación sexual y muchas veces las amenazas se refieren a la posibilidad de violación”. La mayoría de las violaciones que sufren las víctimas de los cuerpos policíacos no se denuncian, porque “todos los ejemplos muestran que se corre un riesgo bastante alto cuando se denuncian casos así. Además de que representa un alto grado de estrés y peligro para las mujeres y sus familiares”.

De una encuesta realizada en Colombia en 2005 por una entidad sin ánimo de lucro se estima que alrededor de 721.000 mujeres comprendidas entre 13 y 49 años han sido violadas una o más veces, según han difundido recientemente los medios de comunicación para acercar la encuesta al público. La consulta se realiza a 40.000 mujeres. Un 47% de las víctimas de violación tienen menos de 15 años. Son niñas. “La encuesta deduce, además, que en el 76 por ciento de los casos, el victimario es una persona a la cual la víctima le tiene mucha confianza, sobre todo, amigos, parientes, ex maridos, novios, padrastros e, incluso, padres.”

Evita lugares solitarios.

Evita lugares solitarios.

Las grandes ciudades de Latinoamérica son inseguras para las mujeres. Crece la violencia, los robos y las intimidaciones. Pero las mujeres son más vulnerables. Las niñas que van a la escuela y las mujeres que trabajan sufren violencia sexual en los transportes públicos. Desde la Red Mujer y Hábitat de América Latina se explica que “hay ciudades totalmente segmentadas, con espacios grandes y solitarios, donde ellas arriesgan todo. Las ciudades, su equipamiento urbano, la manera como se planeó el transporte, no fueron pensadas para las mujeres.”

TIPOS DE AGRESIÓN

Los hay de tres tipos:

  • Asalto de persona desconocida.
  • Agresión sexual por conocido reciente.
  • Agresión por persona allegada.

FALSAS CREENCIAS SOBRE EL AGRESOR Y LA VÍCTIMA

Existen falsas creencias que hay que desterrar.

Por ejemplo, sobre el agresor:

“Los violadores son gente enferma, locos, extraños, con mala pinta, que no son conscientes de sus actos”

Por ejemplo, sobre la víctima:

“Cuando una mujer sufre una agresión sexual, nunca más va a poder llevar una vida normal, ni va a poder mantener relaciones sexuales, etc.”

Elige zonas transitadas para tu desplazamiento.

Elige zonas transitadas para tu desplazamiento.

CONSEJOS PRÁCTICOS

Se recomiendan los siguientes consejos prácticos:

Aprender a decir NO.

  • Si solicitan tener relaciones sexuales o que se les acompañe a un determinado lugar.
  • Qué hacer ante tocamientos en transportes públicos y aglomeraciones.
  • Cómo reaccionar cuando un conocido o compañero de trabajo haga comentarios desagradables o proponga algo que moleste.

Prevenir las agresiones sexuales

  • Precauciones ante alguien que se ha conocido recientemente.
  • Cuando familiares y amigos atenten contra la libertad sexual.

Resistencia al agresor

  • Cuando está indicada la resistencia física.
  • Otras formas de defensa: gritar.

Medidas cautelares

  • Qué medidas de protección hay que adoptar. Ejemplo: no pasar por descampados, no entrar en un portal con un desconocido.

Los links para orientación de las posibles víctimas que se reproducen en esta página, remiten a recomendaciones de profesionales especializadas en violencia sexual: psicólogas, abogadas y trabajadoras sociales.