Los MANTRAS son palabras o frases tibetanas que se recitan repetidamente para liberar la mente de la confusión. Cada MANTRA, al ser recitado y repetido, lleva a la persona a un estado de profunda concentración.

Los MANTRAS disminuyen el nivel de estrés, angustia y sufrimiento. Reparan el daño que hayamos podido hacer o nos han hecho. Señalan el camino a seguir para lograr una profunda transformación interior. Transmiten paz y nos hacen mejores personas.

La lectura de los MANTRAS puede ser de gran ayuda para la madre soltera y la madre sola. La misma lucha diaria nos aparta de la serenidad y la espiritualidad tan necesarias para superar las etapas del crecimiento de nuestros hijos y alcanzar el equilibrio propio. Son frases sencillas, fáciles de comprender, que traen felicidad donde hay dolor y soledad.

Monjes tibetanos recitan mantras.

Monjes tibetanos recitan mantras.

42 MANTRAS

Para leer en voz alta, repetir a los seres queridos y comunicar.

Envía una copia de estos mensajes a tus amigos y amigas y a todas aquellas personas a quienes quieras desear buena suerte.

1.      Dale a la gente más de lo que esperan y hazlo con gusto.
2.      No creas en todo lo que escuchas, ni gastes todo lo que tienes, ni duermas todo lo que quieres.
3.      Cuando digas “te amo” dilo de verdad.
4.      Cuando digas “lo siento” mira a la persona a los ojos.
5.      Cree en el amor a primera vista.
6.      Jamás te burles de los sueños de los demás.
7.      Ama profunda y apasionadamente. Puedes salir herido/a pero es la única manera de vivir la vida completamente.
8.      Afronta los desacuerdos, juega limpio, no ofendas.
9.      No juzgues a los demás por sus parientes.
10.    Habla lentamente, pero piensa con rapidez.
11.    Cuando alguien te haga una pregunta que no quieres responder, sonríele y pregúntale: ¿Por qué quieres saberlo?
12.    Recuerda que el más grande amor y los más grandes logros traen consigo los mayores riesgos.
13.    Comunícate con tu madre. Si no es posible, al menos piensa en ella.
14.    Di “salud” cuando escuches a alguien estornudar.
15.    Cuando pierdas, no pierdas la lección.
16.    Recuerda estas tres reglas: Respeto a ti mismo. Respeto a los demás. Responsabilidad en todas tus acciones.
17.    No permitas que una pequeña disputa dañe una gran amistad.
18.    Cuando te des cuenta de que has cometido un error, toma medidas inmediatas para corregirlo.
19.    Sonríe cuando respondas al teléfono. Quien llama lo podrá escuchar en tu voz.
20.    Cásate con una persona con la que te guste conversar. Cuando lleguéis a la vejez, el diálogo será más importante que cualquier otra cosa.
21.    Pasa algún tiempo en soledad.
22.    Abre tus brazos al cambio, pero no te desprendas de tus valores.
23.    Recuerda que el silencio es, a veces, la mejor respuesta.
24.    Lee más libros y mira menos televisión.
25.    Vive una vida buena y honorable. Cuando llegues a viejo y recuerdes el pasado, verás cómo lo disfrutas por segunda vez.
26.    Confía en Dios, pero cierra bien tu automóvil.
27.    Una atmósfera amorosa en tu hogar es importante.
28.    Haz lo posible para crear un hogar tranquilo y amoroso.
29.    Ante desacuerdos con tus seres queridos, céntrate en la situación presente.
30.    No vivas anclado en el pasado.
31.    Lee entrelíneas.
32.    Comparte tu conocimiento. Es una manera de lograr la inmortalidad.
33.    Sé gentil con el planeta.
34.    Jamás interrumpas cuando estás siendo halagado.
35.    Ocúpate de tus propios asuntos.
36.    Una vez al año, visita un lugar donde nunca hayas estado.
37.    Si ganas mucho dinero, disponlo para ayudar a otros mientras estés con vida. Es la mayor satisfacción que la fortuna puede dar.
38.    Recuerda que no conseguir lo que quieres es, a veces, un golpe de suerte.
39.    Aprende las reglas; así sabrás cómo romperlas apropiadamente, si fuera necesario.
40.    La mejor de las relaciones es aquella donde el amor entre dos personas es más grande que la necesidad del uno por el otro.
41.    Juzga tu éxito según a lo que tuviste que renunciar para obtenerlo.
42.    Aborda el amor y la cocina con osada entrega.